Disponible en Europa en el tercer trimestre
LG KizON, el wearable para tener bajo control a los niños

LG KizON, el wearable para tener bajo control a los niños

LG KizON es un nuevo dispositivo wearable específicamente diseñado para tener bajo control a los niños. El terminal funciona en combinación con una aplicación móvil que permitirá a los padres comunicarse con sus hijos y conocer su ubicación.

Los wearables se han convertido en los dispositivos de moda. Cada vez hay más modelos enfocados a distintos tipos de usuarios, que van desde deportistas a personas que buscan un complemento con el que acceder a la información de su smartphone de forma más directa. La llegada de Android Wear y el esperado estreno del iWatch de Apple son muestras de la apuesta por este tipo de dispositivos, que siguen creciendo en posibilidades y modelos.

El último ejemplo de equipo wearable busca precisamente ampliar el espectro de clientes. La idea es de LG y los usuarios a los que parece estar destinado son los padres. La propuesta es LG KizON, un wearable para niños pensado para la seguridad y tranquilidad de los padres. Se trata de un dispositivo similar a una pulsera que permitirá mantener bajo control a los niños y facilitar la comunicación directa con los padres.

LG KizON funciona en combinación con una aplicación móvil disponible para equipos Android 4.1 o posterior. La idea es que los padres reciban información sobre la localización de sus hijos y puedan comunicarse con ellos gracias a esa aplicación y a las capacidades introducidas en el nuevo LG KizON.

Localización y comunicación

El diseño y las características de LG KizON no destacan por su naturaleza avanzada. En cuanto al diseño, LG ha buscado la sencillez, apostando por una forma y unos colores, azul, rosa y verde, que pueden resultar atractivos para los menores. La pulsera tiene unas dimensiones de 34,7 milímetros por 55,2 y 13,9 milímetro de grosor, sin una pantalla ni ningún otro elemento que eleve su complejidad. En cuanto a sus especificaciones, lo más destacado es su batería, con autonomía para 36 horas y un sistema que avisa a los padres cuando solo resta el 25%.

Solo hay un botón en el LG KizON, que permite responder a una llamada de los padres o que el menor requiera su atención. Previamente hay que vincular el dispositivo con el móvil y solamente se podrá mantener comunicación con ese número. El objetivo es que los menores puedan comunicarse con sus padres y a la inversa. Una función interesante hace que en caso de que los menores no respondan a una llamada de sus padres, se active automáticamente el altavoz, de manera que los progenitores puedan escuchar el ambiente para saber el estado del menor o su posible situación.

Más allá de esas funciones comunicativas, que se realizan a través de conexión WiFI o 2G y 3G, el LG KizON está preparado para informar de la ubicación de los menores. En este sentido, el dispositivo incluso se puede configurar para mandar alertas sobre ubicación en función de las horas del día, de manera que los padres puedan recibir notificaciones en caso de que los menores abandonen un punto fijado a una hora determinada.

El LG KizON se estrenará este 10 de julio en Corea del Sur, pero desde LG ya han confirmado que dará el salto a Europa y Estados Unidos. En el tercer trimestre del año llegará este nuevo wearable al continente europeo, según los planes confirmados. En cuanto al precio, LG no ha facilitado el dato y ha asegurado que dependerá de cada mercado.

Normas