Reconoce que falseó sus cuentas

Gowex: cinco pistas del auge y caída de la compañía de wifi

Gowex
Un cartel de la firma de wifi Gowex en un kiosco de Madrid REUTERS

El escándalo Gowex estalló el domingo de la forma más virulenta que cabe imaginar. Cinco días después de que la misteriosa firma Gotham City Research cuestionara las cuentas del proveedor de wifi, la compañía remitió un hecho relevante al Mercado Alternativo Bursátil (MAB) donde reconoce que sus cuentas no son creíbles.

El comunicado, enviado a las 4:54 de la madrugada del domingo, explica que el consejero delegado del empresa, Jenaro García, confesó ayer a varios consejeros “que las cuentas de la sociedad de, al menos, los últimos cuatro años no reflejan su imagen fiel, atribuyéndose la autoría de esta falsedad”.

Nacimiento y expansión

Jenaro García creó la compañía Let’s Gowex hace 15 años, para generalizar los puntos de acceso a internet en lugares públicos. Es su origen, la compañía buscaba soluciones para que empresas del sector de las telecomunicaciones compartiesen su acceso a Internet. A finales de 2008, se había alcanzado cerca de 50 acuerdos para su plataforma roaming de wireless y móvil con diferentes operadores y nuevos actores: los Ayuntamientos. En 2010 la compañía empezó a cotizar en el MAB español y en el NYSE Euronext. Un año después daría el salto internacional, con un proyecto en Buenos Aires.

Auditoría

Una de las principales acusaciones vertidas por la firma Gotham City Resarch sobre las cuentas de Gowex era lo incoherente de los honorarios abonados a su auditor (la diminuta M&A Auditoría), unos 40.000 euros, en relación a los ingresos declarados por la compañía en 2013, más de 183 millones de euros. Para estos analistas, un nivel tan bajo de gastos en auditores se debía corresponder con ingresos reales inferiores a 10 millones de euros. La firma EY estaba contratada como Asesor Registrado, tras su debút en el MAB, pero su actividad se limitaba a asesorarle sobre cuándo enviar hechos relevantes.

Dinero público

En su último informe de gestión, correspondiente a las cuentas de 2013, Gowex señala que mantiene una deuda en forma de “Préstamos ICO”, en referencia al Instituto de Crédito Oficial (ICO), por un importe de 8,9 millones de euros. No obstante, el ICO ha señalado que no tiene a Gowex como cliente y que lo que concedió fue financiación a través de los bancos mediante líneas de mediación. Gowex sí recibió numerosos créditos blandos de programas del Ministerio de Industria, préstamos del CDTI y dinero del Banco Europeo de Inversiones (BEI), cuya recuperación está en peligro.

Pequeños accionistas

Tras la confirmación de que las cuentas de Gowex están manipuladas, son muchos los pequeños accionistas que han anunciado que emprenderán acciones legales contra la compañía y sus administradores. Afortunadamente, y a diferencia de lo ocurrido en otras grandes estafas (como Forum Filatélico o los pagarés de Nueva Rumasa), el número de invesores minoritarios que habían entrado en la compañía tecnológica es bastante reducido. El equipo gestor controlaba el 62% del capital y diversas gestoras y aseguradoras tenían alrededor de otro 15% del capital.

Algunas cifras

27,99  euros es la máxima cotización que llegó a alcanzar la acción de Gowex, el 28 de marzo, frente a los 7,92 euros a los que cerró el miércoles pasado.

-59,8% es el desplome sufrido por los títulos de Gowex entre las sesiones del martes y el miércoles, tras divulgarse el informe de Gotham City Research.

2.000 millones de euros llegó a valer en Bolsa la compañía Gowex, cuando sus títulos alcanzaron su máxima cotización.