Los dispositivos reducen el recibo de combustible un 20%

Los servicios de renting se modernizan

Los servicios de renting se modernizan

El renting pelado y mondado tiende a desaparecer. “Vehículo que tenga GPS, que se pueda compartir entre varios empleados y, a ser posible, eléctrico”. Son solo algunas de las nuevas demandas de las empresas españolas, ahora mucho más preocupadas por aumentar la productividad y la eficiencia o, lo que es lo mismo, reducir las facturas, también de las flotas.
Aunque no está claro qué fue primero, si el huevo o la gallina, este cambio de mentalidad (podría decirse simultáneo) está obligando a las compañías de renting a complementar sus servicios con la incorporación de la telemática y la conectividad, una mayor flexibilidad y la personalización del servicio para ajustarse a las nuevas exigencias de los clientes. Es algo más caro, “pero de sobra queda compensado por los ahorros conseguidos”, dice Agustín García, presidente de la Asociación Española de Renting (AER).

Hasta un 40% es el ahorro que pueden conseguir las empresas en el capítulo de movilidad, estima Javier Gestoso, director de desarrollo de negocio de Alphabet, gracias a estas herramientas. Tras una bajada del negocio de renting del 30% en los últimos años, todo apunta a que en 2014 se producirá un aumento del 2% de las flotas. 

El carsharing profesional es uno de los pilares de este nuevo concepto de movilidad impulsado por Arval, la compañía de renting de BNP Paribas. Un pool de vehículos para compartir entre los empleados, gestionado bien por el propio cliente, que se encargará de las reservas, de la actuación remota, o por Arval. Tras la reserva del coche en la web, una tarjeta de empleado permitirá el acceso al vehículo, que podrá además ser devuelto en distintos puntos o centros de la empresa. Según han estimado en la entidad, hasta un 75% pueden reducir las empresas los gastos de transporte de sus empleados gracias a esta fórmula, lo que explica que ya funcione en el 16% de las compañías.

Los servicios telemáticos también ganan adeptos día a día. La conectividad desarrollada entre una caja verde incorporada en el vehículo y una plataforma online, que registra cada dato (estado y movimiento de los coches), permite corregir rutas, evitar atascos, conocer quién desarrolla conductas inadecuadas, aumentando la eficacia de la empresa en al menos un 10%. En Arval aseguran que gracias a la telemática se puede reducir el recibo de combustible un 20%.

Al igual que en Arval, en la filial de renting del grupo BMW, Alphabet, ha aumentado la demanda de las soluciones telemáticas y del carsharing. Pero uno de los servicios revelación de 2013 ha sido el alquiler compartido de vehículos eléctricos. De hecho, el pasado año esta entidad matriculó más del 50% de los autos con baterías de renting en España.

Este servicio incluye la gestión total, el asesoramiento, el análisis inicial de las necesidades del cliente, el cálculo del potencial de electrificación de la flota, la selección de los vehículos y la instalación de los puntos de recarga apropiados para cada empresa. Alphabet es una empresa pionera en programas de movilidad eléctrica, entre los que destaca el proyecto que se desarrolla en la smart city en Málaga, donde se ha configurado como proveedor estratégico.

El servicio de consultoría es un eje estratégico de la entidad, que también complementa la monitorización y gestión de las flotas por vía telemática, un dispositivo que puede incorporar, además, de forma opcional sensores de temperatura, botón de pánico (en casos de emergencia), consolas de comunicación, dispositivos de inhabilitación del arranque o un interruptor para distinguir el uso personal y el profesional de los empleados.

Ignacio Barbadillo, consejero delegado de LeasePlan en España, resume: “El sector ha pasado de ser una forma de financiación para convertirse en gestor de la movilidad y esto implica soluciones personalizadas para las empresas, sobre todo en estos momentos de inestabilidad”.

Una de las iniciativas más destacadas de LeasePlan ha sido la puesta en marcha de un servicio (Renove) por el cual la compañía valora las flotas de los clientes, gestiona su venta reembolsándoles lo obtenido y a cambio les facilita el acceso a un régimen de renting, fijo o flexible. En LeasePlan recalcan que actualmente la disyuntiva entre propiedad y renting está totalmente superada, teniendo en cuenta que tener un vehículo medio en renting supone un ahorro de 4.300 euros en cinco años frente a la propiedad.

Las soluciones telemáticas, sin coste adicional, para optimizar las flotas, los servicios de gestión online y el renting flexible son también otras apuestas de esta entidad.

Northgate ha sido pionera en la introducción del renting flexible en España. Se trata de un alquiler con una gran flexibilidad en el plazo de duración, desde uno a 60 meses, lo que permite al cliente una amplia capacidad de maniobra para ajustar flota en función de la actividad sin penalizaciones por devolución anticipada. “Otro renting es posible”, subraya Fernando Cogollos, consejero delegado de Northgate, que se ha volcado con el segmento de las pymes y autónomos. Y es que esta fórmula reduce mucho el riesgo de las compañías en estos momentos de incertidumbre.
La posibilidad de combinar el renting flexible con el tradicional y la incorporación de la telemática son también apuestas de la filial española de la multinacional británica Northgate.

Finalmente, en ALD Automotive el car pooling es una de las novedades diferenciadoras. Este servicio ofrece la posibilidad de gestionar viajes compartidos dentro de una misma empresa. Es decir, cuando se hace pública la reserva de un vehículo, se registra el origen y el destino y la fecha de salida, y el sistema gestiona reservas de otros usuarios para este viaje teniendo en cuenta el número de plazas disponibles.

Nissan, el recién llegado

Los servicios de renting se modernizan

Nissan acaba de lanzarse al negocio del renting. Entre los servicios que ofrece la nueva firma, Overlease by Nissan, destaca la gestión de flotas, asistencia en carretera, mantenimiento integral, seguro a todo riesgo, gestión de multas e ITV, así como servicios opcionales, como el cambio de neumáticos, vehículo de sustitución y tarjeta de carburante. Los clientes pueden delegar la gestión integral del parque en los operadores de renting, con una planificación de gastos a medio plazo y adaptar el kilometraje a las necesidades. 

Nuevas soluciones en el capítulo de auto como bienes de equipo son las principales novedades introducidas este año por CaixaRenting, entre las que destacan un pack de movilidad integrado por tablet, ordenador y smartphone. Gama amplia con vehículos económicos (como el Fiat 500),multiusos (Citroën Berlingo) o del segmento premium (Range Rover Evoque) son parte de la oferta de esta entidad, que ya ha aumentado el número de operaciones este año, según ha asegurado Javier Martín, director general de CaixaRenting.

En Volkswagen Financial Services la renovación frente a los contratos de larga duración es una prioridad. Un vehículo pierde su capacidad óptima de uso cuando alcanza los 150.000 kilómetros, por ello renueva las flotas a los 42 o 44 meses, frente a la media, que es de 52 meses. “Es una forma de que el mercado esté en continuo movimiento”, resaltan en la entidad.