Mundial de Brasil

La ruta de La Roja hasta la final de Maracaná

Mundial de Brasil
DIARIO AS

El próximo jueves arranca el Mundial de fútbol en Brasil. La Roja tratará de renovar la corona conseguida hace cuatro años en Sudáfrica. Para ello, tendrá que superar una fase de grupos con tres partidos, tras lo que llegarán cuatro encuentros a vida o muerte hasta la final.

España está enmarcada en el grupo B, junto a Holanda, Chile y Australia. El primer partido enfrentará a la selección contra Holanda, que fue nuestro rival en la final de Johanesburgo en 2010. Ocasión para la revancha de la naranja mecánica o para demostrar la primacía del tiqui-taca español. El encuentro será el viernes a las 21 horas en Salvador de Bahía. La siguiente barrera, a la misma hora el miércoles 18 de junio en Río de Janeiro contra Chile. Y finalmente, el lunes 23 de junio a las 18.00 frente a Australia en Curitiba.

Si España pasa como primera de grupo, el destino de acogida en octavos será Fortaleza, donde se enfrentará a la segunda clasificada del grupo A (Brasil, Croacia, México o Camerún). Si es segunda, viajará a Belo Horizonte, en un partido a muerte presumiblemente contra Brasil. Si La Roja es capaz de volver a llegar a una segunda histórica final, regresaría a Río de Janeiro el 13 de julio.

Estas son las ciudades donde los aficionados que viajen al país podrán ver a los de Vicente del Bosque.

Aspecto del Pelourinho, el casco antiguo de la urbe.

SALVADOR: Arquitectura colonial y cocina multiétnica

El largo camino de España hasta la segunda estrella comienza en Salvador de Bahía. Debutará el 13 de junio, y es una de las dos ciudades donde puede disputar los cuartos de final. Salvador alberga la catedral más antigua del país, finalizada en la segunda mitad del siglo XVII. En el casco histórico, el Pelourinho, abundan los conventos y palacetes de esa época, vestigios de su pasado colonial y esclavista.

Cuenta con 50 kilómetros de playas y una temperatura templada durante todo el año. Merece la pena tomar un helado en la conocida Sorveteria da Ribeira. La cocina de la bahía combina la tradición portuguesa con el colorido de las etnias africanas llegadas en la época y la cultura indígena. El plato típico es la moqueca, mariscos y pescados preparados con leche de coco, especias y aceite de palma.

Uno de los cerros de Río, visto desde una terraza.

RÍO DE JANEIRO: La capital del fútbol... y de la fiesta

La segunda parada de La Roja será en la ciudad más internacional de Brasil. Río de Janeiro es conocida a nivel mundial por la playa de Copacabana y por sus carnavales. Pero también por alojar el Maracaná, el mayor estadio de fútbol que existe. El mítico campo será el escenario de la final de la Copa del Mundo. Todo en Río parece haber sido diseñado para seducir los sentidos del visitante: desde los numerosos cerros que salpican la urbe al blanco de la arena de las playas y el verde intenso de los bosques tropicales. El restaurante Quinta, en el barrio Vargem Grande, es una muy buena opción para quienes quieran conocer la gastronomía regional.

La oferta de ocio de Río es casi inabarcable. 00, Baronneti, Boate Praia, La Passion o Melt son algunas de las discotecas de moda.

Invernadero del Jardín Botánico.

CURITIBA: Una ciudad verde con infraestructuras de lujo

La capital del Estado de Paraná no es ni la ciudad más antigua ni la más bella del país, pero su condición de núcleo de la industria automovilística nacional le ha valido tener las mejores infraestructuras de Brasil. La ciudad en que España jugará su tercer y último partido de la fase de grupos cuenta con numerosos espacios verdes, entre los que destaca el Jardín Botánico, de 24,5 hectáreas; el parque de Barrerinha y el de Barigüi merecen también una visita.

Otros atractivos de Curitiba son el Museo Oscar Niemeyer, erigido en homenaje a uno de los principales exponentes de la arquitectura moderna, o la Ópera de Arame. En el barrio de Santa Felicidade se concentran varios de los mejores restaurantes de la ciudad, como Dom Antonio o Madalosso.

Laguna artificial de Pampulha.

BELO HORIZONTE: Viaje al corazón salvaje del continente

Belo Horizonte, bautizada así por el espectacular paisaje de cerros que la rodea, puede ser el escenario en el que España se juegue los octavos y la semifinal del torneo. Esta urbe de interior, cuyos orígenes se remontan a 1700, fue la primera ciudad planificada del país para convertirse en la capital del estado de Minas Gerais. Su plan urbanístico fue proyectado a finales del siglo XIX y dispuesto en una cuadrícula atravesada por secciones diagonales.

La laguna artificial de Pampulha, rodeada de monumentos arquitectónicos, es una de las zonas de la ciudad con mayor interés turístico. Para familiarizarse con la cocina mineira, en la que predominan los vegetales de la zona, Dona Lucinha y Xapuri son los restaurantes más recomendados por los locales.

FORTALEZA: Un destino local de playa en el trópico

En la capital de Ceará, al norte, España puede recalar solo en cuartos de final. De clima tropical, debe su nombre a la fortaleza de Nuestra Señora de la Asunción, construida en 1649. Es un lugar muy turístico para disfrutar de sus playas urbanas: Iracema, Da Barra (conocida por sus puestas de sol) y Do Meireles. La avenida Beira Mar es el paseo típico junto a la costa, lleno de restaurantes, tiendas y hoteles de lujo. El Seara Praia Hotel, de cinco estrellas, cuenta con piscina y jacuzzi en el ático.

El Mercado Central acoge coloridos puestos de artesanía. El plato más local es la peixada cearense (guiso de pescado), acompañada de cerveza helada. El restaurante Alimenta Bistrô ha recibido varios reconocimientos. Para divertirse, recomendable el Pirata Bar o las barracas junto a las playas.

Panorámica de rascacielos de São Paulo.

SÃO PAULO: Lujo en el centro financiero de América Latina

La Roja visitará la megalópolis de 20 millones de almas solo si recae en la semifinal del 9 de julio. Centro financiero de América Latina, con la avenida Paulista como eje, recibe millones de turistas de negocios cada año, así que las opciones con clase son múltiples.

Si consigue reserva, vaya a DOM, restaurante del chef Alex Atala, séptimo del mundo en la clasificación de la lista de Restaurant. Esta revista nombró a Helena Rizzo como la mejor chef de Latinoamérica, en el restaurante Maní. La calle Oscar Freire concentra las tiendas de las principales marcas del lujo nacional e internacional. Hilton Morumbi, Tivoli, Unique (con ático espectacular para cócteles), Grand Hyatt, Fasano y Emiliano son buenas alternativas de cinco estrellas para alojarse. Para una caipiriña, el Bar Veloso.

Catedral de Nuestra Señora Aparecida, en Brasilia.

BRASILIA: La cuna de las obras monumentales de Niemeyer

Si va a Brasilia es porque La Roja juega la final de consolación. Capital creada de la nada en 1956, su principal atracción son los edificios del arquitecto Oscar Niemeyer, quien dio una curiosa personalidad a la ciudad, sin igual en el mundo y declarada Patrimonio Mundial por la Unesco. En esta época se encontrará una temperatura cálida, rondando los 20 grados. El eje monumental de Niemeyer está formado por la Catedral Metropolitana, el conjunto de la Esplanada dos Ministérios y el Palacio Itamaraty. Al final de la ruta se llega a la Plaza de los Tres Poderes. El lago Paranoá se convierte en la parte más lúdica, donde practicar deportes acuáticos.

Para alojarse, pruebe el Meliá Brasil 21, de cinco estrellas. Los numeroso rodizios son restaurantes especializados en los típicos churrascos.