Una nueva manera de entender la tecnología
Wearables ¿Qué puedes hacer con ellos?

Wearables ¿Qué puedes hacer con ellos?

Parece que las compañías que fabrican teléfonos y tablets, viendo que este tipo de dispositivos pueden tocar techo en un futuro no muy lejano, han decidido apostar por nuevos productos que se combinan con estos y permiten realizar acciones específicas estando conectados (ya sea de forma individual o como pasarela). Son lo que se conoce como accesorios wearables.

Lo cierto es que estos complementos son de lo más interesantes y curiosos, y se han lanzado modelos de todo tipo que son capaces de realizar acciones de lo más diversas. Eso sí, como hemos indicado antes para sacarles el máximo partido necesitan estar conectados, por lo que se antoja indispensable el uso de un teléfono o tablet. De esta forma, los datos que son capaces de recoger se pueden gestionar de forma adecuada.

Los productos que primero vienen a la cabeza al hablar de wearables son los smartwatch. Estos ya hace un tiempo que existen, un claro ejemplo de ello es Pebble, pero ha sido con la irrupción de Samsung en el mercado con su gama Gear la que ha hecho que su adopción sea cada vez mayor y global. Además, no hay que olvidar que Google, que llegará de la mano de Motorola o LG, ya ha presentado Android Wear, que dará mucho que hablar. Con los relojes inteligentes se puede desde hacer o recibir una llamada, pasando por conocer las notificaciones que llegan al terminal (ya sea un correo o mensaje de WhatsApp) y, también, son capaces de realizar fotografías. Por lo tanto, hacen que el conocer lo que ocurre con nuestra información sea mucho más sencillo y, a la vez, que no se tenga que sacar constantemente el teléfono del bolsillo.

Pero hay mucho más

Lo cierto es que accesorios wearables hay muchos, y quizá uno de los que tienen más posibilidades son las pulseras para hacer deporte. Estas son muy simples, ya que tienen un elemento que se conecta por Bluetooth y que recoge la información de la actividad física que realiza el usuario, como por ejemplo andar o correr. Ya hay en el mercado una buena cantidad de modelos, como por ejemplo SmartBand de Sony, FitBit o Gear Fit, y lo cierto es que su funcionamiento es muy eficiente y resulta un accesorio de lo más útil. Incluso, resisten el agua, lo que aumenta su utilidad. Es decir, que hacen las veces del entrenador que apunta las notas del ejercicio que se realiza (y, de nuevo, conectado siempre a un teléfono).

Otras posibilidades más estrambóticas, pero que existen, son los anillos Bluetooth, que sirven para poder conocer las notificaciones e, incluso, algunas pulseras que en vez de recoger los datos del ejercicio que se hace lo que emite es un aviso si la persona que la lleva se aleja del teléfono o tablet (sí, resulta ideal para los más pequeños de la casa).

Lo cierto es que hay opciones para todos los gustos, lo que es positivo pero siempre con dos preceptos: ser una combinación de un teléfono o tablet, de esta forma no se fagocitan en el mercado, y que la dispongan de conectividad (generalmente Bluetooth) para así poder gestionar los datos. Por esta razón hay dudas sobre un producto que a buen seguro que muchos tienen en mente: las gafas Google Glass, ya que son capaces de hacer mucho más que el resto.

Pero, sea como fuere, lo que está claro es que la era de los dispositivos wearables ha llegado y a buen seguro que su futuro es muy interesante, ya que no se debe olvidar que se están dando los primeros pasos en esta gama del mercado. La imaginación en este caso es uno de los pocos límites que existirán.

Normas