El selectivo sube un tímido 0,12% en la semana

El Ibex cae un 0,98% y el euro baja de los 1,38 dólares

Un viandante observa información bursátil en una pantalla expuesta en una céntrica calle de Tokio (Japón). Ampliar foto
Un viandante observa información bursátil en una pantalla expuesta en una céntrica calle de Tokio (Japón). EFE

Descenso tras la subida de ayer al calor del nuevo discurso del BCE. El Ibex retrocede buena parte de lo avanzado en la sesión anterior. A la recogida de beneficios después del festín bursátil habitual posterior a la intervención de Mario Draghi se suman esta vez a unos resultados peor de lo esperado de varias compañías, entre ellas, dos de los pesos pesados del selectivo, Telefónica e IAG. Los descensos de la compañía presidida por César Alierta, que ganó en 23% menos hasta marzo y se deja un 2,57% en Bolsa, y de la aerolínea, que perdió 184 millones y cuyos títulos retroceden un 4,48%, han convertido al Ibex en el peor índice de Europa en la sesión solo por detrás del FTSE MIB italiano. El selectivo español cae un 0,98% hasta los 10.487,2 puntos. En la semana, el Ibex avanza apenas un 0,12%, lo que implica una racha de siete semanas al alza.

Semana volátil para el selectivo, que tras la planicie de las dos primeras sesiones estuvo a punto de perder los 10.400 puntos el miércoles y rozó los 10.600 el jueves. Esta semana ha vuelto a quedar de manifiesto que al Ibex se le resiste el nivel de los 10.500. “Los 10.500 puntos actúan para el selectivo español como techo durante las últimas semanas y supone un objetivo demasiado ambicioso, al menos para un cierre semanal”, afirma Javier Urones, analista de XTB. Lo cierto es que, a pesar de los altibajos de esta semana, el Ibex apenas se mueve.

IBEX 35 8.964,40 -0,59%

Los resultados empresariales también han sido referencias importantes para los mercados esta semana. En la sesión de hoy, además de las caídas de Telefónica e IAG, también ha presentado sus cuentas trimestrales ArcelorMittal, que desciende un 3,77%, y ACS, que ganó un 26% más hasta marzo y  avanza un 0,34%. El efecto del tipo de cambio ha pesado negativamente sobre los resultados de varias de estas compañías. Ayer presentó sus números trimestrales Gamesa, que se sitúa como el mejor valor del selectivo con un alza del 6,04% gracias a que multiplicó por dos su beneficio en el primer trimestre del año. Hoy también ha sido noticia Applus+, que ha debutado en el mercado continuo con una subida del 4%.

Los mercados digieren la intervención de ayer del presidente del BCE en la que Draghi abrió la puerta a una acción no convencional en la reunión del organismo en junio. A pesar de los descensos de hoy, los expertos creen que la expectativa de un cambio en la política monetaria del banco central seguirá siendo un importante motor para las Bolsas. “Creemos que la alegría por Draghi va a durar algunas semanas más, siempre que Ucrania no lo estropee”, apuntan desde el departamento de análisis de Bankinter.

El conflicto en Ucrania sigue provocando tensión y no es el mejor telón de fondo para nuevas subidas bursátiles. Hoy, 20 rebeldes prorrusos han muerto en enfrentamientos con las fuerzas ucranianas, mientras que las autoridades del país han tildado de provocación la visita del presidente ruso, Vladimir Putin, a la anexionada región de Crimea para conmemorar la victoria de la Unión Soviética sobre la Alemania nazi en la II Guerra Mundial.

También ha sido un freno de la sesión de hoy en Europa el comportamiento de Wall Street, donde sus principales índices optan por las caídas. El Nasdaq tecnológico vuelve a ser el que peor se comporta con un descenso superior al medio punto porcentual. El Dow Jones de industriales se deja un 0,2% y el selectivo S&P, en torno a un 0,4%.

Por lo demás, los inversores han contado con muy pocos datos macroeconómicos en la sesión que les permitieran buscar nuevas subidas. Apenas se ha conocido al cifra de inventarios mayoristas en Estados Unidos en marzo, que subió un 1,1%, y el de la balanza comercial alemana, que decepcionó al mercado porque las exportaciones de la primera economía europea bajaron un 1,8% en marzo, su mayor descenso en diez meses.

En el mercado secundario de deuda también se rebaja algo el ímpetu por las palabras de Draghi. El interés del bono español a diez años repunta ligeramente hasta el 2,91%, con la prima de riesgo en los 146 puntos básicos. La jornada ha dejado buenas noticias para la deuda portuguesa, que se ve beneficiada por la mejora de rating para el país luso por parte de Standard & Poor's hasta BB. El diferencial de la deuda portuguesa a diez años con su homólogo alemán se ha reducido a los 199 puntos básicos, el menor nivel desde mayo de 2010, en plena tormenta de crisis de deuda en la zona euro y cuando se aprobó el primer rescate de Grecia. El interés del bono luso a diez años, sin embargo, suge ligeramente hasta el 3,54%.

Donde se sigue apreciando con nitidez el efecto en los mercados de la posibilidad de que el BCE adopte medidas no convencionales es en el mercado de divisas. El euro continúa depreciándose frente al dólar. En dos días, la moneda única ha caído más de un 1%. Hoy desciende hasta los 1,376 dólares.