Perfil del fundador de eyeOS

Pau García-Milà: el emprendedor incansable

El cofundador de eyeOS, que esta semana fue adquirida por Telefónica, pasa por ser a sus 27 años uno de los empresarios tecnológicos más relevantes del país

Pau García-Milà: el emprendedor incansable

Una de las ventajas que suelen destacarse de la dependencia adquirida de los smartphones es que con ellos “no existen las distancias”. Un simple mensaje, una foto enviada al instante, una conversación desde remotos puntos del planeta con solo utilizar una aplicación acerca en segundos a millones personas. Hace tres o cuatro años, esto era imposible. Y hace nueve, poder compartir documentos en algo llamado “la nube” era tan desconocido como las victorias de España en el mundial de fútbol. Entonces, dos adolescentes de Olesa de Montserrat decidieron que, como la cuesta que separaba sus casas era demasiado molesta como para recorrerla cada vez que tuviesen que hacer un trabajo, era mejor idea crear una red para intercambiar los archivos sin necesidad de un servidor. Uno de esos imberbes era Pau García-Milà (Olesa de Montserrat, Barcelona, 1987), y nueve años después su idea ha sido comprada por Telefónica. Y además, España ha ganado un mundial.

La compañía de telecomunicaciones anunciaba esta semana la adquisición de eyeOS, la empresa fundada por García-Milà junto a Marc Cercós cuando ambos contaban con 17 años. La idea pasó a convertirse en empresa internacional basada en el soporte, mantenimiento y consultoría de servicios que utilizan “la nube” como base de trabajo. Entre esos clientes, la propia Telefónica, IBM, y pequeñas y medianas empresas.

Citado habitualmente como el Zuckerberg catalán, García-Milà no fue, a diferencia del creador de Facebook, un alumno de referencia en una universidad de postín. Con eyeOS ya en marcha, se matriculó en la carrera de Ingeniería Informática en la Universidad POlítécnica de Cataluña, pero no pasó del primer año al no aprobar las asignaturas mínimas para continuar. La creciente actividad de su proyecto personal le comía la mayor parte de su tiempo, aunque después completó su formación en Cambridge y el ESADE, donde ahora es profesor. Como reconoce alguien de su círculo de trabajo más cercano, “con 21 años tenía problemas que solo tienen empresarios de más edad. Respecto a la gente de su edad sí que tuvo que cambiar. Tiene gente con hijos a su cargo”, señala. Lo que mueve a García-Milà es su capacidad para pensar en el siguiente proyecto cuando todavía está embarcado en uno. Después de la venta de eyeOS, y de iniciar hace dos semanas la actividad de su nueva empresa, IdeaFoster, encaminada a “materializar ideas”, García-Milà “ya te está contando que tiene otra idea. Siempre tiene ganas de hacer cosas. Y lo que cuenta suele hacerlo”.

Algunas de sus recompensas, el premio al Innovador del año en 2011 otorgado por la revista del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), o el IMPULSA Empresa que recibió de las manos de los Príncipe de Asturias. Su éxito le ha llevado también a ser conferenciante en el Expomanagement 2011, el Business Forum 2012, y el World Innovation Forum de 2013. Sus ideas: el inconformismo, explotar el talento, como también ha plasmado en sus libros: “Tienes una idea (pero aún no lo sabes” o “Está todo por hacer”.

Pero no todo fue un camino de rosas. Primero, con la salida de su compañero y amigo Marc Cercós, que prefirió emprender otros proyectos y que, pese a muchos rumores, provocó la ruptura de la relación personal entre los dos. Además, el tamaño que fue adquiriendo la empresa, con más de 50 empleados y sin socios inversores, llevó a eyeOS al borde del precipicio. Telefónica entró el año pasado en el accionariado de la empresa y dio viabilidad al proyecto. “Nunca se quiso ir rápido. Hasta entonces se reinvertían los beneficios y cada año se recibían ofertas. Pero todo tiene su momento, la empresa ha ido madurando y creciendo, y cuando ha llegado el momento de vender se ha hecho”. La entrada de inversores provocó que García-Milà, un jefe que siempre pone las ideas a debate y delega porque “sabe que no es el mejor en todo”, fuese alejándose del día a día de eyeOS para comenzar a embarcarse en sus siguientes retos y dedicarse a otra de sus pasiones, como los medios de comunicación, donde es habitual, ya sea radio o televisión. Una segunda afición que le viene incluso de antes de crear eyeOS, ya que con otros amigos y con apenas 15 años ya hacía un programa en la radio local de Olesa. De ahí ha pasado a debutar en “En el aire”, con Andreu Buenafuente en La Sexta. Ha publicado tres libros, el último llamado

Pero su mayor pasión es su trabajo: la tecnología, internet, la programación, “no sabe aburrirse”, dicen de él, y es a lo que suele dedicar la mayor parte de su tiempo. Eso sí, siempre que puede acude al Camp Nou a ver los partidos del F.C. Barcelona, club del que es gran aficionado, y también aprovecha para hacer deporte.

Ahora inicia una nueva etapa. Con 27 años, tiene todo el futuro por delante para desarrollar todas esas ideas que, aunque aún no lo sepa, Pau Garcia-Milà seguirá teniendo.