El gigante resultante superaría los 39.000 millones de valoración

Lafarge y Holcim negocian su fusión en el mayor grupo cementero del mundo

La compañía suiza confirma contactos iniciales entre ambos grupos

Camiones de cemento de Holcim.
Camiones de cemento de Holcim.

Los dos gigantes mundiales del cemento, la suiza Holcim y la francesa Lafarge, están negociando una fusión entre iguales, según ha confirmado la primera de ellas. El grupo resultante tendría un valor de mercado cercano a los 39.000 millones de euros.

Los contactos están en su fase inicial, por lo que no hay nada firmado. La integración de ambos negocios lograría una reducción de costes y atajaría el exceso de producción en mercados afectados por la crisis, como es el caso del español. Holcim ya ha hablado de beneficios para los clientes, accionistas y empleados.

La cementera suiza, con una capitalización bursátil de unos 21.000 millones de euros, tiene presencia en 70 países. En muchos de ellos gestiona la cadena completa de la producción, distribución y comercialización de cemento. La firma argumenta que tiene tres cuartas partes del negocio en mercados con alto grado de crecimiento. Sus ventas en 2013 alcanzaron los 19.700 millones de francos suizos (unos 16.100 millones de euros).

El gigante galo, por su parte, aporta 65.000 trabajadores y negocios en 64 países. Cotiza en la bolsa de París con un valor cercano a los 18.000 millones de euros. Sus ventas anuales son de 15.800 millones, de las que el 65% se deben a la comercialización de cemento.

Subidas en Bolsa

A escasos minutos del cierre, Holcim marca 78,05 francos suizos en Bolsa, tras subir un 4%, mientras Lafarge se revaloriza más del 6,1%, hasta los 62,4 euros. La capitalziación de Holcim es de 21.000 millones de euros y la de Lafarge asciende a 17.900 millones.

Impacto en el mercado español

Ambas compañías están entre las principales cementeras en España, junto a Cementos Portland y la mexicana Cemex. Lafarge tiene sus oficinas centrales españolas en Madrid; tres fábricas de cemento (Montcada i Reixac, Sagunto y Villaluenga de la Sagra), una estación de molienda de cemento (La Parrilla); y ocho puntos de distribución de cemento. Además, cuenta con 40 centrales de fabricación de hormigón; dos centrales exclusivas de fabricación de morteros y seis explotaciones de áridos repartidas entre las Comunidades Autónomas de Asturias, Cataluña, Madrid, Valencia y Castilla-La Mancha.

Holcim, por su parte, tiene actividad en Andalucía, Castilla-La Mancha, Cataluña, Galicia, Madrid, Murcia y la Comunidad Valenciana. Con unos 600 profesionales, el grupo suizo está presente en España desde 1980. Las últimas noticias respecto a esta empresa hablan de la presentación de un nuevo expediente de regulación de empleo (ERE) que afecta a 141 trabajadores, el 23,5% de la plantilla.

El nuevo ajuste de plantilla de Holcim se suma a otros realizados desde 2011. A lo largo de la crisis han perdido su empleo unos 2.000 trabajadores de la empresa en España. El pasado verano, la firma suiza llegó a un acuerdo con Cemex parar integrar sus negocios en España.

A este tijeretazo se suma la intención de venta, por parte de la misma Holcim, de la cementera situada en el municipio almeriense de Gádor. El comité de empresa ya ha comunicado su "más rotunda disconformidad" a una venta que enmarcan en el acuerdo con Cemex.

Semanas atrás fue FCC, primer accionista de Cementos Portland, la mayor cementera de capital español, quien advirtió de un proceso de concentración en el sector. Juan Béjar, consejero delegado de FCC, comentó en el marco de la presentación de resultados anuales que pretendía colocar a la citada Cementos Portland en una operación corporativa.