En la cocina se realiza el 10% del consumo de los hogares

Consejos para reducir el gasto de agua

Consejos para reducir el gasto de agua

Granito a granito… Alrededor del 25% es lo que puede reducirse la factura del agua, según han estimado en la Asociación Española de Abastecimiento de Agua y Saneamientos (AEAS), haciendo un uso más responsable de este bien indispensable y a menudo escaso. Con la crisis nos hemos empleado a fondo para reducir el gasto de teléfono, luz o gasolina, pero la del agua, menos, ¿verdad? ¿No será porque apenas se lleva un 0,7% del presupuesto familiar frente al 3% del teléfono o la luz?

Aunque desde 2005 ha conseguido reducirse el consumo (18,6% en Madrid), aún queda mucho por recorrer. Para muchos, frenar el derroche pasaría por un fuerte aumento del precio, porque somos respetuosos con el medio ambiente, pero se ve que no tanto. En España, con un metro cúbico de agua (que cuesta un poco más de un euro) podemos ducharnos tres veces al día durante tres semanas, poner 50 lavavajillas o 20 lavadoras o lavar el coche hasta 10 veces. Para muchos es sencillamente ahorrar en el chocolate del loro.

Bien sea por el ahorro o por el respeto al medio ambiente, muchos españoles ya han puesto en marcha planes de ahorro para reducir el consumo. El baño es uno de los lugares clave para empezar, ya que se lleva el 70% del consumo. Según han estimado en AEAS, no dejar abierto el grifo mientras te lavas los dientes dos minutos (unas tres veces al día) supone un ahorro de 72 litros de agua por persona, pero también 11 céntimos en la factura. Llenar el lavabo para afeitarse o depilarse es la mejor práctica para ahorrar consumo, dicen en el Canal de Isabel II.

¿Ducha o baño? Es meridiano. Una ducha de cinco minutos implica gastar entre 50 y 70 litros de agua y vale menos de 10 céntimos, mientras llenar la bañera, que supone de 150 a 200 litros de agua, 28 céntimos. Bordarlo sería instalar en la ducha un cabezal de poco caudal.

Aprovechar el agua de la ducha hasta que salga caliente para fregar o regar las plantas y utilizar cisternas de doble carga también conlleva ahorros. Cada vez que tiramos de la cadena gastamos entre 6 y 12 litros, mientras que con la cisterna de doble ahorro (doble pulsador o pulsador de interrupción), solo entre tres y seis. Si la cisterna es antigua, se puede colocar un limitador de descarga, recomiendan en la Organización de Consumidores y Usuarios, OCU.

No usar el WC como si fuera un cubo de basura reduce descargas inútiles. Lo mejor es poner una papelera en el baño. Tampoco se deben arrojar productos nocivos por el retrete porque introduce en la red de saneamientos sustancias tóxicas y objetos que complican el tratamiento de aguas residuales. “Por cada gota de aceite que tiramos a los desagües se contaminan 20 litros de agua”, dicen en AEAS. Nunca se deben tirar por el WC toallitas húmedas, lejía, amoniaco, medicamentos, pintura, etcétera.

Hay que revisar el inodoro, ya que por cada fuga pueden perderse hasta 170 litros al mes, lo que supone 27 céntimos de gasto. Lo mismo hay que hacer en todos los puntos de agua de la casa, ya que cada grifo con fugas produce pérdidas de 30 litros al día, es decir, más de 10.000 al año. Los monomandos y los termostáticos son más eficientes.

En la cocina, donde se realiza el 10% del consumo, también hay que cambiar los hábitos y el uso de los electrodomésticos es crucial. Además de comprarlos más eficientes, poner el lavavajillas lleno ahorra 73 litros de agua por uso y 11 céntimos en la factura, al igual que en la lavadora, donde conviene evitar prelavados y programas largos cuando no es necesario. Tampoco se debe lavar a mano, se consume un 40% más. Cerrar la llave de paso levemente, no dejar correr el grifo para que el agua salga fría (30 segundos suponen seis litros y un céntimo de gasto) ni descongelar los alimentos al chorro también son prácticas responsables.

En las casas con jardín es aconsejable que la vegetación sea autóctona, instalar riego automático, poner guijarros en las plantas y regar de noche, para evitar la evaporación. Y se aconseja lavar las herramientas de jardinería en un barreño en lugar de al grifo.

Zonas donde más se derrocha

Consejos para reducir el gasto de agua

Castilla y León, Ceuta, Melilla, Castilla-La Mancha y Murcia son las regiones donde los hogares consumen más agua en España, según el INE. Alrededor 170 litros por habitante y día es el agua consumida en Castilla y León, Ceuta y Melilla; 156 litros en Castilla-La Mancha y 150 litros en la Comunidad de Murcia.

En España, el consumo doméstico en el hogar es de 122 litros por habitante y día, cantidad por la que pagamos unos 20 céntimos. Por el contrario, en el País Vasco, con un consumo de 117 litros;La Rioja, 123 litros; Baleares, 124, y Cataluña, 130, es donde se registran menores consumos de agua. Melilla y Castilla y León (junto a Galicia) son las comunidades donde la factura del agua es más barata, mientras que en Murcia, Cataluña y Baleares, tienen el precio mayor.

Dos veces El Atazar

En Madrid, desde 2005 ha caído el consumo el 18,6%, el equivalente a más de dos veces la capacidad del embalse de El Atazar. Por el precio de una caña nos duchamos diariamente durante tres semanas y por un céntimo compramos seis litros de agua.