Tres mercados, muchas oportunidades

Vista de la capital de Argelia, Argel, centro económico del país.
Vista de la capital de Argelia, Argel, centro económico del país.

Extremadura ha realizado importantes avances relacionados con el comercio en el continente africano. Argelia, Angola y Mozambique, entre otros países, han centrado sus actuaciones. El primero, el país más grande de África, con una población de 39 millones de habitantes, ofrece para los exportadores interesantes oportunidades y a las compañías, la entrada en firmas locales. Su cercanía geográfica y las importantes inversiones en infraestructuras que se están llevando a cabo añaden atractivo para las empresas españolas.

El potencial de crecimiento de Angola, sus potentes recursos naturales, las necesidades de mejora de sus infraestructuras o su dependencia de las importaciones hacen que este país presente un enorme potencial para las empresas españolas.

Por su parte, Mozambique, con una posición geográfica estratégica por su acceso privilegiado al océano Índico y con una población de 25,2 millones de habitantes, tiene en España a uno de sus principales socios comerciales europeos, con quien también mantiene buenas relaciones institucionales. Para las empresas extremeñas resulta un mercado de extraordinario interés.
Si bien los avances en el ámbito comercial reflejan resultados todavía tímidos, empiezan a obtenerse algunos resultados: en 2013, el 5,73% de las exportaciones totales de la Comunidad Autónoma de Extremadura, 92,5 millones de euros, tuvieron como destino África.

Argelia, principal destino de las ventas extremeñas

Argelia es un mercado de 39 millones de habitantes con una renta per cápita que en 2012 superó los 5.600 dólares. El Estado mantiene un importante peso en el PIB, un 51,8% en 2012, y controla las principales industrias, sobre todo en el sector de hidrocarburos y energía, que, junto al gasto público, son casi los únicos sectores que ayudan al crecimiento del país. La principal actividad económica de Argelia se localiza en el norte del país, donde se concentra la mayor parte de la población. El mayor centro económico es la capital, Argel, que supone casi la mitad del PIB.

Todos los sectores necesitan ser modernizados. Los más importantes para las empresas españolas exportadoras son el ferroviario (infraestructura y material rodante); maquinaria y materiales para la construcción (tanto obra civil como viviendas); aparatos mecánicos y eléctricos; transporte marítimo; automóviles y vehículos de transporte (no existe producción nacional, aunque ya se ha comenzado a ensamblar); alimentación (produce poco y de baja calidad); plásticos; aparatos eléctricos, y medicamentos y equipamiento hospitalario (importa más del 60% para cubrir sus necesidades). Dentro del continente africano, Argelia es el principal destino de las exportaciones extremeñas.

Angola, presencia española en energía y sanidad

Plataforma petrolera en aguas angoleñas.
Plataforma petrolera en aguas angoleñas.

Angola ofrece oportunidades de negocio interesantes en sectores muy diversos, a pesar de que se trata de una economía en la que la presencia del Estado es muy relevante. Algunas medidas recientemente aprobadas, como la eliminación de trabas burocráticas o los incipientes procesos de privatización, están dinamizando la actividad económica y mejorando las condiciones para la inversión.

Su potencial de crecimiento, sus abundantes recursos naturales, las necesidades de mejora de las infraestructuras o su dependencia de las importaciones, junto a la facilidad de penetración para los productos españoles y a las excelentes relaciones bilaterales, configuran un entorno de gran potencial para nuestras empresas.
Las actividades extractivas representan más de la mitad del PIB angoleño. El crecimiento de la producción petrolífera de los últimos años y los nuevos yacimientos descubiertos permiten pronosticar una continuidad a medio plazo de esta situación: Angola, junto a Nigeria, se ha convertido en el mayor productor de petróleo del África subsahariana.

Angola nunca ha sido un país receptor de grandes inversiones procedentes de España, aunque hay una presencia notable en los sectores energético, sanitario y construcción.

Mozambique: infraestructuras, el gran negocio

Vista del puerto de Maputo.
Vista del puerto de Maputo.

A pesar de las fuertes tasas de crecimiento de los últimos 15 años, Mozambique sigue siendo uno de los países más pobres del mundo: su renta media per cápita apenas supera el dólar y medio por día. El FMI prevé un crecimiento económico del 8,3% para este año y una inflación moderada del 5,6%.

España es uno de los principales socios comerciales europeos. Las inversiones españolas han estado muy centradas en los sectores de la pesca (Pescamar/Pescanova y Krustamoz) y la agricultura, aunque muy reducidas en los últimos años. La actividad económica está muy concentrada en tres ciudades y la mayor parte del país sobrevive en base a una agricultura de subsistencia, con posibilidades de desarrollo limitadas por el deficiente estado de las infraestructuras. Por tanto, las mayores oportunidades de negocio para las empresas españolas se presentan en relación a los proyectos de desarrollo de infraestructuras eléctricas y energéticas y de transporte, ferrocarriles, carreteras y puertos.

Por su parte, el sector agrícola ha recibido un tratamiento prioritario en los últimos planes del Gobierno y presenta oportunidades para el suministro de materiales y equipos. El sector industrial está en una fase de desarrollo muy incipiente.