Intervención en el foro económico de Bilbao

Isla defiende que los grandes grupos españoles no trasladen la sede al extranjero

El máximo responsable de Inditex, Pablo Isla, y los presdientes de BBVA, Francisco González; Telefónica, César Alierta, e Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán , durante el Foro Económico Global España 2014
El máximo responsable de Inditex, Pablo Isla, y los presdientes de BBVA, Francisco González; Telefónica, César Alierta, e Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán , durante el Foro Económico Global España 2014 EFE

La multinacional que fundó Amancio Ortega está presente en 86 mercados con 130.000 trabajadores, recordó Isla, pero tiene en España su sede y su gestión logística, “lo que genera una importante inversión permanente”. Un anclaje que permite contratar servicios por importe de más de 3.500 millones a más de 6.500 proveedores locales. Además, Inditex ha pagado más de 1.000 millones en impuestos en los últimos cuatro años.

Por su parte, Cesar Alierta, presidente de Telefónica, ha manifestado en el evento de la capital vizcaína que ya se ha despejado gran parte del escepticismo internacional sobre España, cuya economía “está en el camino correcto”. Entre otras mejoras, citó el recorte el 15 puntos de los costes laborales y la positiva evolución de la balanza de pagos. El reto de España es ahora la consolidación de un modelo de “crecimiento rápido”, que tiene que ir unido a una integración real del mercado europeo. La apuesta de la UE por la industria debe ir acompañada, a su juicio, de una revolución digital. Advirtió que Estados Unidos ha cogido la iniciativa en el ámbito de las nuevas tecnologías de la información, y además las multinacionales que operan en Europa “sólo invierten 30 millones al año” y “no pagan impuestos”. En esta línea, aseguró que Europa no compite en las mismas condiciones que los grupos citados, que operan con sistemas cerrados (Apple y Android).

Ignacio Galán, presidente de Iberdrola, también se refirió a la industria como clave de futuro para Europa, pero siempre acompañada por un “sector energético competitivo”. Defendió que hay que eliminar de la tarifa los costes ajenos al ámbito eléctrico, y se mostró favorable a la figura de un regulador energético único, “que promueva un marco estable, predecible y armónico”.

Francisco González, presidente del BBVA, compartió en Bilbao mesa de debate con los anteriores líderes empresariales. Se congratuló de que la economía española “se ha alejado del precipicio y ha iniciado su recuperación”, aunque añadió que “no hay tiempo para la autocomplacencia”.