CC OO y UGT exigen subidas moderadas, pero siempre superiores al IPC

Los sindicatos rechazan salarios planos dos años más como pide CEOE

El presidente de CEOE, Juan Rosell, en la sede de la CEOE, en Madrid. EFEPaco Campos
El presidente de CEOE, Juan Rosell, en la sede de la CEOE, en Madrid. EFE/Paco Campos EFE

Un par de años más”, eso es lo que según el presidente de la patronal CEOE, Juan Rosell, se debería prorrogar el actual acuerdo de moderación salarial que está manteniendo los sueldos pactados en convenio prácticamente planos desde finales de 2012 y que termina su vigencia el próximo 31 de diciembre.

Esta será la postura de la patronal en las próximas negociaciones que abrirá con los sindicatos para renovar el II Acuerdo de Negociación Colectiva que ha permitido que los salarios de convenio crezcan una media del 0,6% en 2013. De momento, el nuevo responsable de relaciones laborales de la patronal, Jordi García Viña, pudo trasladar esta intención de los empresarios a los números dos de CC OO, Ramón Górriz y de UGT, Toni Ferrer, con quienes se reunió ayer para evaluar el seguimiento del actual acuerdo de convenios.

Aunque el propósito de dicho encuentro no era aún empezar a negociar las condiciones de renovación de este pacto, los actores de uno y otro lado ya comenzaron a hacer públicas sus intenciones. Así, los sindicatos se apresuraron a rechazar la propuesta patronal de mantener los salarios prácticamente planos también en 2015 y 2014.

De hecho, Górriz aseguró que CC OO no firmará la prórroga del acuerdo en esas condiciones. “Si el presidente de CEOE se empeña en mantener el crecimiento casi nulo de los salarios, la renovación del Acuerdo de Negociación Colectiva no será posible”, dijo Górriz. Para que CC OO renueve este pacto “es imprescindible que los salarios ganen poder de compra con la mejora moderada, pero real, de los mismos”, añadió.

En esto, CC OO coincide plenamente con UGT, cuyo líder Cándido Méndez justifica la necesidad de que se registre “un crecimiento moderado de los salarios reales como factor de recuperación económica y del empleo. Un crecimiento más allá de la coyuntura, con el fin de que aumenten por encima de la inflación”. La justificación sindical a su demanda de iniciar ya en 2015 la senda de la recuperación salarial es la necesidad de aumentar la demanda interna para que esta sea la que consolide la recuperación.

La diferencia de posturas estriba, por tanto, en cuál debería ser el referente generalizado para la negociación salarial. Mientras los sindicatos mantienen que los sueldos deben subir necesariamente por encima del IPC, los empresarios prefieren vincularlos a la marcha de la economía, el empleo en general y de las empresas en particular.

Dicho esto, las partes aseguran que aún tienen varios meses para buscar una fórmula de consenso. Y la vía del acuerdo podría llegar, como propone Comisiones Obreras haciendo que el futuro Acuerdo de Negociación Colectiva “dé un papel más relevante a los distintos ámbitos de negociación, cuando se trate de definir los elementos concretos que se tendrán como referencia para mejorar los salarios”.

“En los sectores y las empresas se pueden concretar iniciativas acordes con cada situación, teniendo en cuenta la evolución del empleo y su relación con los incrementos salariales, así como las referencias para mejorarlos (IPC, PIB u otros)”, dijo Górriz.

Algunos sueldos, por encima del 1%

La negociación salarial ha arrancado ligeramente al alza en enero, con un incremento medio de los sueldos pactados en convenio del 0,6%, tres décimas más que lo acordado en diciembre para el cierre de todo 2013.

Asimismo, solo en este primer mes del año han cerrado sus condiciones laborales casi un millón de asalariados, lo que supone exactamente el doble de los que los que lo habían hecho hace un año en enero de 2013.

Este pacto firmado por patronal y sindicatos y vigente hasta el 31 de diciembre indica que si el PIBde 2013 no supera el 1%, como así ha sido, los salarios no podrán exceder el 0,6% en 2014.

No obstante, a pesar de que las alzas medias cumplen este acuerdo, los datos de enero indican que aproximadamente el 24% del millón de trabajadores que ya han cerrado su convenio para este año tendrán subidas salariales de entre el 1% y el 1,5%. Un buen número de estos asalariados pertenecen al sector de actividades financieras y de seguros, donde se han cerrado incrementos medios del 1,31% en enero. Otro cuarto de este millón de trabajadores ha pactado subidas también superiores a la incluida en el acuerdo. En concreto, más de 211.000 asalariados de la industria manufacturera han pactado un alza media del 0,81%.

Además, hay unos 4.000 trabajadores con subidas de más del 2% y 383 que habían pactado una rebaja del sueldo una media del 12,5%.

Normas