En la zona de Alberto Alcocer, en Madrid

Aldaba renueva su imagen y su cocina

Pese al cambio, mantiene su apuesta por la atención del servicio y la calidad del producto

Isabel López Vilalta, que participó en la decoración del celler de Can Roca, lo ha remodelado

Vista de la sala de Aldaba, decorada por la interiorista Isabel López Vilalta.
Vista de la sala de Aldaba, decorada por la interiorista Isabel López Vilalta.

Llevan dos décadas dando de comer y siendo una referencia entre la clase ejecutiva y empresarial, que ronda la zona administrativa de Alberto Alcocer y alrededores. Aldaba inicia una nueva etapa con cambios en la decoración, la sala, el equipo y la oferta gastronómica. El objetivo es rejuvenecer y ampliar la clientela, sin perder sus señas de identidad, que no son otras que su obsesión por la calidad, la atención del servicio y la apuesta por el producto, fiel sobre todo al dictado del mercado. Buena parte de toda esta revolución silenciosa se debe a la incorporación a la dirección del local de Leo Gómez, hijo del propietario, Leopoldo Gómez. Han ampliado horario, carta de vinos y de cócteles preparados en mesa.

Lubina salvaje con crema de batata.
Lubina salvaje con crema de batata.

De la remodelación se ha ocupado la interiorista Isabel López Vilalta, que también participó en la decoración, entre otros de El Celler de Can Roca, que le ha dado amplitud a la sala y ha conseguido un ambiente limpio y elegante, sin estridencias. La nueva etapa de Aldaba está liderada en la cocina por Antonio del Álamo, con experiencia en Zalacaín, Fortuny, El Bodegón o Cuenllas, que ha puesto su sello en algunos platos, como el arroz meloso con manitas de cerdo ibérico y costra de erizo de mar. Otra novedad en carta es la ensalada de gamba roja, habas y tagliolini; alcachofas y foie a la plancha con vinagreta de tomate y cebolla roja; o el huevo de corral pochado con crema de boletus, garbanzo y laminas de foie.

Carrillada ibérica estofada con manzanilla de Salucar.
Carrillada ibérica estofada con manzanilla de Salucar.

Entre los pescados, lubina con crema de batata y verduras asadas o las cocochas de merluza de pincho. También ofrece rabo de toro con vino tinto o solomillo sobre pan de focaccia. Se mantienen clásicos, como la menestra de verduras o el steak tartare clásico con huevo escalfado y caviar beluga. Amplia carta de vino, elaborada por el sumiller Javier Gila. Precio: 60 euros.

Aldaba. Alberto Alcocer, 5. Madrid. Tel. 913 59 73 86. www.restaurantealdaba.es

Normas