La Comisión dice que no, pero en Bruselas no se descartan demandas
Pantalla que muestra el gráfico del euríbor a doce meses. EFEArchivo
Pantalla que muestra el gráfico del euríbor a doce meses. EFE/Archivo EFE

Manipulación del euríbor... ¿Puedo reclamar daños por pagar más hipoteca?

El comisario de Competencia, Joaquín Almunia, impuso ayer una multa de 1.710 millones de euros en total a ocho entidades financieras, ninguna de ellas española, compinchadas en el llamado cártel del euríbor y que, según la Comisión, amañaron el cálculo del índice entre 2005 y 2008. Aunque la Comisión Europea considera que a los particulares el cártel no les afectó directamente, en Bruselas no se descartan intentos de reclamación.

El cártel del euríbor afecta a miles de instrumentos financieros, incluidos los contratos hipotecarios vinculados a esa referencia, señaló ayer Joaquín Almunia. El comisario de Competencia precisó, sin embargo, que el dictamen contra los bancos que participaron en el cártel no abre la vía para que los particulares reclamen daños y perjuicios por la manipulación del tipo de interés de su hipoteca, dado que no les afectó directamente.

El motivo es que la investigación se refiere al impacto de esa manipulación en los derivados, productos en los que la hipoteca es el mero subyacente. Los potenciales perjudicados por Deutsche Bank y compañía serían la otra parte de ese contrato de derivados; es decir, con toda probabilidad, las entidades financieras que operaban en el mercado de derivados sobre euríbor y no participaban en el cártel.

De hecho, la manipulación de precios puede haber sido tanto al alza como a la baja. De hecho, en algunos de los correos electrónicos que ha utilizado Bruselas como prueba los operadores se ponen de acuerdo para rebajar artificialmente el tipo de interés. La manipulación es, además, particularmente sencilla porque el euríbor no se fija, como los precios de las acciones, a partir de operaciones de compraventa reales (en este caso, de préstamo), sino a partir del precio al que los bancos dicen que se están prestando. Los bancos dicen que están operando con un determinado nivel de tipos de interés y, a partir de los comunicados de un panel de bancos, se determina el euríbor.

Aun así, no cabe descartar que se produzcan intentos de reclamación de terceros, hipótesis que parece asustar a Bruselas. De manera significativa, la CE no incluyó ayer en su comunicado sobre el cártel ninguna referencia a esa posibilidad a pesar de que el organismo europeo siempre alienta la reclamación como medida de castigo adicional. Incluso cuando la investigación se cierra con un acuerdo o cuando el cártel afecta a productos tan especializados que difícilmente algún particular podría reclamar.

De hecho, la Comisión Europea aprobó en junio un proyecto de directiva sobre compensaciones a las víctimas de infracciones del derecho de la Competencia, como los carteles para pactar precios o los abusos de posición dominante. Con ella, el ejecutivo comunitario quería facilitar  que en los expedientes abiertos por carteles en Europa, los potenciales damnificados puedan solicitar daños y perjuicios a las empresas infractoras, para lo que se suprimían los obstáculos legales que todavía existen en la mayoría de los socios de la UE. La norma aún está en fase de tramitación.

Mano dura

Nadie salió ayer en defensa de las entidades castigadas por manipular el euríbor. El Partido Popular Europeo pidió ayer a la Comisión Europea que sea inflexible. Y el comisario Joaquín Almunia sugirió que las multas futuras podría ser incluso mayores.

Normas