Breakingviews

Blackberry genera optimismo

El cambio de rumbo de BlackBerry está empezando generar optimismo. Los 85.000 millones de dólares en títulos entregados al nuevo jefe John Chen por cinco años proporcionan los incentivos adecuados. Sin embargo, la apurada compañía canadiense necesita sin duda más atención que un hombre desempeñando los dos puestos de trabajo más altos, sobre todo si viene de California.

Con sus antecedentes tecnológicos y el rejuvenecimiento récord de Sybase, Chen está cualificado para liderar BlackBerry. Un salario de un millón de dólares y un bonus de hasta dos millones al año no se salen demasiado de lo normal.

Sin embargo, la adjudicación de acciones a Chen parece generosa. Dicho esto, ello alinea sus intereses financieros con los de los accionistas. Además, el primer cobro solo se hará efectivo pasados tres años. Si Chen puede arreglar BlackBerry, o tal vez encontrar un comprador dispuesto a pagar más de sus 3.400 millones dólares de valor de mercado, lo hará muy bien. Si no logra detener el declive de la empresa, el pago se evaporará.

Durante un tiempo, Chen ejercerá como consejero delegado y presidente ejecutivo interino

Las preguntas más importantes están relacionadas con el doble papel de Chen. Durante un tiempo, ejercerá como consejero delegado y presidente ejecutivo interino. Teniendo en cuenta los problemas de BlackBerry, hay una posibilidad razonable de que se quede atascado con los dos puestos de trabajo durante algún tiempo. Eso no es lo mejor para ninguna empresa, desde una perspectiva de dirección. Es peor aún para una con los desafíos de BlackBerry y presiones de tiempo.

Además, Chen no se mudará desde California hasta la sede de BlackBerry en Waterloo, Ontario. En su lugar, irá y volverá en un avión de la compañía. Eso será caro para BlackBerry, que anteriormente dijo que vendería sus aviones para reducir costes.

Inversores y empleados de BlackBerry seguramente esperaban que una responsabilidad que viene con una posible recompensa de 100 millones de dólares durante cinco años viniera con la obligación de trasladarse.

Normas