El texto pasa ahora al Senado
El ministro de Educación, José Ignacio Wert, en el Congreso.
El ministro de Educación, José Ignacio Wert, en el Congreso. EFE

La Ley de Educación sale adelante con solo los votos a favor del PP

Se establecerán reválidas al final de cada período educativo

La nueva normativa suprime la asignatura de Educación para la Ciudadanía

La Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) se aprobó ayer en el Congreso con los votos favorables del PP, la abstención de UPN y Foro Asturias y la oposición del resto de la oposición. El texto, que ha generado multitud de manifestaciones de la comunidad educativa, pasará ahora el senado. El ministro de Educación, José Ignacio Wert, aseguró que el Ejecutivo está abierto a aceptar enmiendas en la Cámara Alta. En cualquier caso, de momento, los puntos de acuerdo entre oposición y Gobierno han sido prácticamente nulos. 

La bautizada como Ley Wert suprime la asignatura de Educación para la Ciudadanía que impuso el anterior Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y se recupera Religión, que se denominará Valores Culturales y Sociales. Uno de los objetivos de la nueva normativa pasa por evitar las diferencias educativas entre comunidades. Así, será el Gobierno central quien establezca los contenidos de la materia troncales.
Además, se recupera la figura de la reválida, de tal forma que todos los alumnos deberán pasar un examen tras finalizar primaria, ESO y bachillerato. Se adelantan también los periodos de elecciones de los estudiantes. Ya con 14 años, un alumno empezará elegir asignaturas optativas que le dirigirán hacia la Formación Profesional o el bachillerato.

Oposición nacionalista

Los partidos nacionalistas catalanas han sido especialmente con la nueva normativa que contempla que el Gobierno asuma la matrícula en colegios privados de los alumnos que quieran que la lengua vehicular prioritaria sea el castellano y no encuentran esta oferta en los centros públicos. El dinero abonado por el Ministerio de Educación se restará de las transferencias que periódicamente abona el Estado a Cataluña. “Es una anomalía que busquen soluciones a problemas que no existe. No van a conseguir que el catalán esté por debajo del castellano”, defendió el portavoz de Educación de CiU, Martí Barberà. El PSOE, por su parte, ya ha anunciado que modificará esta normativa si gana las próximas elecciones generales.

Wert asegura que cada repetidor cuesta 7.000 euros

El ministro de Educación, José Ignacio Wert, aseguró ayer que cada repetidor de la educación obligatoria incrementa el coste del sistema educativo en una media próxima a los 7.000 euros.

Dado que el 40 % de los alumnos ha repetido al menos una vez a los 15 años, el coste global de una cohorte de estudiantes que hayan pasado por el sistema escolar es de 24.000 millones de euros, explicó Wert en el pleno del Congreso para defender el proyecto de Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce).

Es una “lacra” educativa y un uso “muy ineficiente” de los recursos, señaló. El ministro de Educación ha rechazado las acusaciones lanzados por los portavoces del PSOE y de Izquierda Plural, que han acusado a Wert de llamar “vagos” a los profesores.

Normas