Las autoridades quieren devolver el banco a manos privadas
Un peatón transita por la sede de LLoyds en Londres
Un peatón transita por la sede de LLoyds en Londres

Reino Unido venderá el 6% de su participación en Lloyds

ElReino Unido comienza la venta de su participación en Lloyds, banco nacionalizado al comienzo de la crisis en 2008. UKFinancial Investments (UKFI), la entidad pública que gestiona la participación del Estado en Lloyds y en Royal Bank of Scotland (RBS), anunció ayer que venderá el 6% de su presencia en Lloyds, valorado en 3.300 millones de libras (3.930 millones de euros), según el cierre de sesión bursátil de ayer.

ElReino Unido inyectó 20.500 millones de libras en Lloyds durante la crisis, con lo que el Estado pasó a controlar el 38,7% de la entidad. George Osborne, ministro de Finanzas británico, aseguró que “queremos lograr el mejor precio para los contribuyentes, maximizar el apoyo a la economía y devolver el banco a manos privadas. El Gobierno solo cerrará la venta si se dan esas condiciones”.

Por su parte, la UKFI anunció que se ha acordado no vender nuevas participaciones públicas del banco por un periodo de 90 días. JPMorgan, Bank of America Merrill Lynch y UBS están interesados en la venta de Lloyds.

El anuncio por parte de las autoridades británicas de que al fin empezará a desprenderse de su participación en Lloyds ha supuesto un espaldarazo para el director ejecutivo de la entidad, Antonio Horta-Osorio, cuyo liderazgo había sido puesto en duda por cuestiones de salud (en concreto, problemas relacionados con el estrés) tan solo meses después de acceder al puesto. El banquero portugués procedente deBancoSantander, se puso al frente de Lloyds en marzo de 2011 y fue nombrado “Banquero del año 2013”, gracias a que la entidad británica regresó a los beneficios y su valor se ha duplicado.Esta noticia supone un nuevo éxito de su gestión en el último año.

Horta-Osorio ha emprendido cambios significativos en su gestión al frente de la entidad británica como una simplificación del negocio, una reducción de la exposición del banco al mercado hipotecario o el cumplimiento de las exigencias regulatorias de capital. Pero también ha habido piedras en el camino. Lloyds ha subestimado el coste de la compensación de clientes de productos de seguros y ha sido sancionado a pagar 7,3 millones por ello, más que ningún otro banco.

Con todo, los analistas destacan que la reestructuración del banco está siendo más rápida de lo esperado y también más que en la otra entidad nacionalizada, RBS.

Normas