El secretario de Estado de EE UU dice que sería "limitada"

ONU: una acción militar puede extender el conflicto sirio en la región

Una respuesta militar o seguir con el suministro de armas pueden extender el conflicto en Siria al resto de la región, advirtió hoy la responsable de derechos humanos de la ONU.

“Esta terrible situación reclama una acción internacional, pero una respuesta militar o continuar con la provisión de armas puede encender una conflagración regional que resultaría en más muertes y miseria”, declaró la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay.

Al inaugurar en Ginebra la última sesión del año del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, la alta comisionada dijo que la única salida está en “una negociación inmediata de pasos concretos para poner fin al conflicto”.

Por su parte, el secretario de Estado de EE UU, John Kerry, dijo hoy que su país no "quiere ir a la guerra" en Siria y que una intervención sería "limitada" y "muy corta", destinada a reducir la capacidad bélica del régimen de Damasco.

En una rueda de prensa en Londres tras reunirse con el ministro británico de Exteriores, William Hague, Kerry dejó claro que EEUU "no está hablando" de ir a la guerra con el envío de tropas, sino de efectuar una acción limitada para que el presidente sirio, Bashar al Asad, "rinda cuentas" por el uso de armas químicas.

Kerry puntualizó que la medida está basada en "pruebas" y que el riesgo de no hacer nada es mayor que el riesgo de actuar.

Normas