Educación
La privada resiste el pulso de la pública

La privada resiste el pulso de la pública

Las escuelas de pago pierden alumnos, pero mantienen ingresos

Las concertas siguen su crecimiento y maquillan las cifras del sector

Se acerca la vuelta al cole, y con ella llega el momento para muchas familias de decidir si llevar a sus hijos a una escuela pública o privada. Independientemente de los pros y contras de cada modelo, la realidad es que la gran mayoría sigue optando por el modelo más asequible.

Según un reciente estudio dela consultora DBK, el 31,8% de los niños españoles estudió el curso 2011-2012, el último del que hay datos completos, en un centro privado o concertado. Concretamente fueron 2.519.671 jóvenes los que cursaron sus estudios en una escuela privada, aunque la inmensa mayoría (algo más de dos millones) lo hizo en un centro concertado.

La cifra de alumnos matriculados en la escuela privada presenta un ligero repunte frente a los registros de 2008, el último año de crecimiento económico en España. En los últimos años la proporción de estudiantes que confían en el sistema privado ha aumentado un 0,7%, mientras que en el caso de la enseñanza pública creció un 2,2%.

Con todo, y pese a perder cuota de mercado, los centros privados han logrado mantener sus ingresos. El curso 2010-2011 se cerró con una facturación de 10.800 millones de euros, cifra que no presenta cambios respecto al año anterior. El 74% de dicho volumen lo generaron las escuelas concertadas, que siguen ganando peso en varias comunidades autónomas, especialmente en el País Vasco y Madrid. El informe constata, también, las dificultades que está encontrando el sector privado para generar ingresos al margen de la enseñanza propiamente dicha (actividades extraescolares, campamentos de verano, etcétera).

País Vasco y Madrid, a la cabeza

El País Vasco es la comunidad autónoma con mayor presencia de escuelas privadas y concertadas. Solo la mitad de los niños vascos (50,8%) estudió en colegios públicos en el curso 2011-2012, según datos del Ministerio de Educación. Y, sin embargo, los centros privados puros tienen poca presencia: las concertadas acaparan el 48% de los alumnos, siendo de lejos la región en la que más presencia tienen este tipo de escuelas.

Le siguen en el ranking la Comunidad de Madrid, donde el sistema público ordena la educación del 54,5% de los niños, y Navarra (64,7%). En el lado opuesto se encuentran Melilla (84,1%), Castilla-La Mancha (82,3%) y Extremadura (79,3%).

Resulta también reveladora la fuerte atomización del mercado. “En el sector opera un gran número de congregaciones religiosas, que gestionan buena parte de los centros. Junto a estas opera un gran número de empresas propietarias de colegios, la mayor parte de ellas dedicadas a la gestión de un único centro”, reza el estudio. Las diez primeras empresas solo acaparan el 3,2% del mercado.

En España hay 8.700 instituciones de enseñanza que no dependen (en su totalidad) de las arcas públicas. De estas, el 60% (5.220) son concertadas, es decir, su sistema de financiación es mixto. La creciente implantación de este tipo de centros explica el crecimiento del 4% en el número de escuelas privadas.

Normas