Será una de las modificaciones de la reforma laboral
La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, en rueda prensa. EFEÁngel Díaz
La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, en rueda prensa. EFE/Ángel Díaz EFE

Empleo limitará los negociadores de un ERE al entorno de la treintena

En algunas ocasiones las empresas han tenido que alquilar un auditorio para negociar un despido colectivo

El informe que presentará Báñez refleja que ahora “se negocian más convenios que nunca”

Estas modificaciones no serán de calado –tal y como ya ha anunciado la titular de este departamento, Fátima Báñez– sino que tendrán un carácter técnico.

Dentro de estos cambios, Empleo tiene previsto limitar el número de representantes de la empresa y los trabajadores que pueden negociar un despido colectivo.

En la actualidad, este número es ilimitado y se han dado casos extremos en los que una empresa tuvo incluso que contratar un auditorio para albergar al centenar de representantes de los trabajadores y la empresa que iban a negociar un expediente de regulación de empleo (ERE) de una multinacional.

Según se recoge en el informe de evaluación de la reforma laboral que presentará mañana Báñez en el Consejo de Ministros, la falta de limitación en la composición de la comisión negociadora de un ERE se ha demostrado en muchos casos como un obstáculo que hacía los procesos negociadores “ingobernables”, según fuentes ministeriales.

Por eso, Empleo establecerá un número máximo de componentes de esta comisión negociadora en el entorno de las 30 personas, repartidas al 50% (15 representantes de los trabajadores y otros 15 por parte de la empresa como tope), explican en Empleo.

Otra de las deficiencias de la reforma con las que se están encontrando los tribunales radica en la negociación de los ERE de grupos de empresas con varios centros de trabajo. En estos casos, Empleo también modificará la ley para que ésta incluya la creación de una comisión negociadora específica para estos casos.

La evaluación de la reforma reflejará también cómo han ido disminuyendo las sentencias de los tribunales que anulan los ERE denunciados tras la reforma. Ahora, la mitad de las sentencias conocidas implican la nulidad de estos despidos, cuando en los primeros meses tras la reforma eran casi todos los fallos judiciales.

De hecho, el director general de Empleo, Xavier Thibault, aseguró ayer que “las nulidades son un sarampión que terminará por pasarse”. Asimismo, añadió que el informe que ha evaluado la reforma indica que “lejos de haber dañado la negociación colectiva, ahora se negocian más convenios que nunca”.

Es más, según Empleo, el acuerdo entre las partes se produce incluso en el 99% de las inaplicaciones de convenios, donde la reforma laboral eliminó la “obligatoriedad del pacto”.

Normas