Breakingviews

Los inversores no ven la realidad

Si las obsesiones del mercado fueran una guía para la realidad, las economías en desarrollo estarían en serios problemas. El Fondo Monetario Internacional ha reducido sus expectativas de crecimiento más para los países pobres que para los ricos. La tasa de crecimiento del PIB de China se ha desacelerado. La política monetaria más restrictiva está causando estragos en los mercados emergentes. Sin embargo, el mercado parece miope.

El panorama no se ve alterado por la tasa de crecimiento del 7,5% del segundo trimestre en el gigante asiático, lo que apunta a que se quedará en el 6% en un año o dos. Tampoco por las últimas revisiones del FMI que pronostican una caída de la economía de 0,3 puntos porcentuales para 2013 y 2014 tanto en los mercados emergentes como en aquellos en desarrollo, mientras que las economías avanzadas sufrieron rebajas anuales de solo 0,1 y 0,2 puntos porcentuales.

El hecho es que el crecimiento del PIB del mundo en desarrollo, del 5% este año y del 5,4% el próximo, empequeñece el 1,2% y el 2,1% de las economías avanzadas. El FMI afirma que la parte de la producción mundial que corresponde a los países en desarrollo será durante esos dos años de un 76%, ligeramente por debajo de la estimación anterior del 81%. Los países ricos no han proporcionado más de la mitad de la producción anual del mundo desde 2001.

Los reveses de 2013 están lejos de ser suficiente como para frenar el declive de los países avanzados

Una gran crisis financiera o política en los mercados emergentes –por ejemplo, la frecuentemente prevista caída de China o incluso un malestar social generalizado allí– podría realmente acabar con el impulso del mundo en desarrollo. Pero los reveses de 2013 están muy lejos de ser lo suficientemente graves como para frenar el declive los países avanzados.

Los inversores deben centrarse en los detalles. Deben preocuparse por las debilidades institucionales y los flujos de capital. Pero no hay que olvidar lo que realmente está sucediendo: los países en desarrollo están creciendo constantemente.

Normas