Ranking de universidades

La Pompeu Fabra, la más productiva

Un estudio clasifica a las mejores universidades españolas por resultados, producción e innovación

El informe echa en falta que un centro español se encuentre entre los 100 o 200 mejores del mundo

La Pompeu Fabra, la más productiva

La Universidad Pompeu Fabra de Barcelona es la más productiva de España; la Politécnica Madrid es la que más innova; y la Complutense es la que mayor volumen de resultados académicos genera.

Son algunas de las principales conclusiones del estudio U-Ranking, elaborado por el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE) y la Fundación BBVA, en el que se ha realizado una clasificación de las universidades según resultados y productividad.

La investigación clasifica a los campus públicos en tres áreas que definen sus funciones: docencia, investigación e innovación y desarrollo tecnológico. Dentro de estas áreas se separa a los centros en función de su volumen de resultados y de su productividad, ya que es importante corregir el efecto del tamaño al comparar los centros en función de sus resultados.

De los 48 campus públicos que existen en España, tan solo ocho se encuentran en los mismos niveles en cuanto a tamaño y productividad, las mismas variables, según asegura el director de la iniciativa, Francisco Pérez, que suelen destacarse en los rankings internacionales. Y estas son: además de la Pompeu Fabra y de la Complutense de Madrid, la Universidad de Barcelona, la Universidad del País Vasco, la Politécnica de Cataluña, la Autónoma de Madrid, la Autónoma de Barcelona y la Universidad de Valencia. En las áreas que se evalúan (docencia, investigación e innovación) se evalúan los recursos (personal docente por alumno y presupuesto), la producción en tasas de éxito, evaluación y abandono, la capacidad de atracción, las notas de corte, el perfil de alumnos de posgrado o la internacionalización, según el número de alumnos extranjeros o de intercambio.

Por volumen de resultados, en docencia, la Complutense se sitúa en primer lugar, seguida de la Universidad de Barcelona, la de Valencia, la de Granada y la del País Vasco. En productividad ganan los campus de base científica y tecnológica: la primera plaza es para la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, seguida de la Politécnica de Cataluña, la Universidad de Valencia, la Autónoma de Madrid y la Politécnica de Valencia. En cuanto a innovación y desarrollo tecnológico, el lugar de honor lo ocupa la Politécnica de Madrid, a la que siguen la Politécnica de Valencia, la Complutense, la Politécnica de Cataluña y la Autónoma de Madrid.

“Podemos estar orgulloso de los centros públicos españoles, pero hay espacio de mejora, ya que España debería aspirar a tener universidades entre las cien primeras del ranking de Shanghai, como tienen Alemania o Francia”, señaló el autor del informe.

Modelo de gobernanza eficaz

Las universidades españolas tienen algunas asignaturas pendientes que les impide competir y estar al mismo nivel que otras universidades de prestigio internacional. El autor del proyecto U-Ranking y catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Valencia, Francisco Pérez, echa en falta que algún campus español se encuentre entre las 100 o las 200 mejores universidades del mundo (solo 11 centros están entre las 500 mejores), como el ranking de Shanghai, el más conocido mundialmente, donde si han logrado colocarse de Alemania o Francia, países cuyas universidades tienen una gran concentración de talento y capacidad de atracción, así como concentraciones de recursos financieros importantes y modelos de gobernanza eficaces. Precisamente, los puntos flacos del sistema universitario español.

El estudio de la Fundación BBVA y el IVIE supone una herramienta que ayudará a los alumnos a elegir dónde cursar su titulación de grado. El director de la Fundación BBVA, Rafael Pardo, asegura que la clasificación responde a una deficiencia, ya que no se contaba hasta ahora con una “manera precisa, transparente y objetiva” de conocer nuestras universidades”.

Normas