El mes pasado, como mayo, registró un fuerte avance de afiliación

Junio culmina el mejor trimestre para el empleo desde 2007

Un grupo de personas hacen cola en la entrada de una oficina de empleo de la Comunidad de Madrid.
Un grupo de personas hacen cola en la entrada de una oficina de empleo de la Comunidad de Madrid. EFE

Los cálculos del comportamiento del empleo en el segundo trimestre del año, según las estimaciones de los expertos para el mes de junio que se conocerá mañana, revelan que el avance de la ocupación será la más elevada desde, al menos, el segundo trimestre de 2007. En el trimestre formado por los meses de abril, mayo y juio de 2007 el empleo avanzó en 298.000 personas, según los datos de la Encuesta de Población Activa. En el mismo periodo de 2013 el registro podría ser incluso mejor, a juzgar por el comportamiento de la afiliación a la Seguridad Social en abril y mayo, y las buenas expectativas esperadas para junio.

Hace una semana el ministro de Economía, Luis de Guindos, advirtió que los datos de la EPA del segundo trimestre revelarán un comportamiento de la ocupación más generoso que el estrictamente generan las actividades coyunturales (turismo, construcción y agricultura); y ayer la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, aseguraba que en el primer semestre de este año hay descenso del desempleo registrado, lo que supondría que el el segundo trimestre habría descendido algo más de lo que avanzó en el primero.

Hoy saldremos de dudas por lo que se refiere a los datos de la Seguridad Social. Pero todos los expertos aseguran que se habrá “intensificado la tendencia positiva de abril y mayo”, en los que el número de cotizantes avanzó en 185.737. De mantenerse tal tendencia, en junio la afiliación podría superar un avance de otras cien mil personas, con un balance del trimestre de 300.000 nuevos cotizantes. Hay que recordar que en el mismo trimestre de 2011, con crecimiento de la economía, el avance fue de 194.000 en términos nominales, pero con un descenso en términos desestacionalizados (eliminando las distorsiones del calendario laboral) de 61.000 cotizantes. Entre abril, mayo y junio de 2012, mientras el avance nominal y por tanto coyuntural, fue de 125.330 afiliados, en términos desestacionalizados se registró una caída de 121.000 cotizantes, puesto que la economía estaba destruyendo empleo estructural aún.

Este año los datos apuntan a que la destrucción de empleo estructural podría haber tocado fondo, al igual que el crecimiento de la economía, que se acerca ya a la estabilización, según los datos de los servicios de estudios más prestigiosos. En los meses de abril y mayo el número de cotizantes ha crecido en 185.737 en términos nominales, y prácticamente se ha estabilizado en términos desestacionalizados, con una pequeña caída en abril y una pequeña subida en mayo, circunstancia que no se producía desde antes de la crisis.

Aunque la variable de paro es más complicada de obtener en términos EPA por el errático comportamiento de la población activa, la de empleo se ajusta bastante a la síntesis que ofrece la afiliación a la Seguridad Social. Y a juzgar por cómo se ha comportado los dos últimos meses, ofrecerá el mejor desempeño desde el inicio de la crisis. Desde entonces sólo cuatro trimestres han generado empleo neto, y el mejor comportamiento fue el avance de 152.000 nuevos ocupados en el segundo trimestre de 2011.

Normas