El juez cita a declarar a los tres imputados el 1 y 2 de junio
El presidente de Pescanova, Manuel Fernández de Sousa-Faro.
El presidente de Pescanova, Manuel Fernández de Sousa-Faro. EFE

Accionistas de Pescanova se suman a la querella contra Fernández de Sousa

Los accionistas minoritarios de Pescanova han perdido buena parte del valor de su inversión en la compañía, suspendida de cotización desde hace más de dos meses tras solicitar concurso de acreedores voluntario. Fuentes jurídicas señalan que dos accionistas de la pesquera se han adherido a la querella presentada por Gesrenta que, junto a otras dos, se han admitido a tramite en la Audiencia Nacional contra su expresidente, Manuel Fernández de Sousa, y tres accionistas. Ayer mismo Pescanova solicitó la revocación de Fernandez de Sousa del cargo de presidente.

Según su abogado, Felipe Izquierdo, los accionistas compraron sus títulos en 2012 y los vendieron el 5 de marzo, el día posterior al levantamiento de la suspensión de cotización y siete días antes de la suspensión de cotización de Pescanova, lo que les supuso una pérdida patrimonial del 60% de su valor, que en términos absolutos suponen minusvalías en conjunto superiores a los 120.000 euros.

En su escrito de adhesión, al que ha tenido acceso Efeagro, aseguran que esta pérdida patrimonial “no es el fruto de los avatares del mercado, sino de presuntos hechos delictivos” relatados en la querella a la que se adhieren y en la que se acusa a De Sousa y a Paz Andrade por presuntos delitos de uso de información relevante.

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha citado para los días 1 y 2 de julio a declarar como imputados -por un delito de uso de información relevante- al presidente de Pescanova, Manuel Fernández de Sousa Faro, al consejero Alfonso Paz-Andrade y al accionista José Antonio Pérez-Nievas.

Ruz imputa también a la sociedad Pescanova por falseamiento de información económica y financiera.

 

Normas
Entra en EL PAÍS