Bancos, automovilísticas y empresas de telecomunicaciones, las de mayor recorrido

Valores europeos con potencial de hasta el 50%

Los peores datos de crecimiento pueden ser la ocasión perfecta para rotar las carteras y dar entrada a valores del sector bancario

Valores europeos con potencial de hasta el 50%

Chipre, Italia y Portugal han vuelto a despertar los recelos de los inversores. Primero fue el país transalpino y sus resultados electorales los que pusieron freno a la tendencia alcista que imperaba desde principios de año. Después, Chipre y las dudas despertadas por su rescate hicieron temer un nuevo huracán en el seno de la eurozona. Sin embargo, todo ha quedado en una tormenta bajo control después de que el Eurogrupo aprobara ayer las condiciones de la ayuda a la isla mediterránea. Eso sí el miedo levantado por los rumores que apuntaban a que el rescate a Nicosia se aplicaría a futuras intervenciones sumió a las Bolsas en una espiral bajista que todavía se hace sentir.

Estos nubarrones que han ensombrecido el paisaje de la renta variable no parecen ser un impedimento para que los analistas sigan viendo en la Bolsa la oportunidad de inversión, aunque solo sea por el hecho de que no existen alternativas tras la caída de las rentabilidades de la deuda y la limitación de los tipos a los depósitos. Así, y aunque Europa no es Wall Street, donde día a día sus principales índices registran nuevos máximos, los expertos creen que es precisamente en las plazas europeas donde mayor recorrido existe. Ahora el gran dilema es qué valores elegir.

FOOTSIE

Barclays, SABMiller, Evraz y Fresnillo

Desde comienzos de año, el índice de la Bolsa británica se sitúa a la cabeza de las plazas europeas con una revalorización del 8,25%. Sesión a sesión ha pulverizado niveles que no veía desde 2007.

La abundancia de valores defensivo le ha permitido dejarse llevar por la corriente estadounidense, donde el Dow Jones y el S&P 500 no paran de registrar nuevos máximos históricos tanto al cierre como en el intradía.

EasyJet, IAG, Schroeders, Rolls-Royce y Hargreaves son las compañías que mejor comportamiento han registrado en el conjunto de 2013 tras anotarse subidas de entre 45% y el 30%. Sin embargo, de cara a los próximos meses los analistas barajan otras opciones de inversión.

Fernando Hernández, responsable de gestión de Inversis Banco, escoge a Barclays. Según el consenso de los analistas consultados por Bloomberg si se atiende al precio actual de sus títulos y al precio objetivo que fijan los expertos, el potencial de revalorización de la entidad es del 21%. Aunque el margen de mejora es bueno, existen otras compañías que lo superarían. Así, para las mineras Evraz y Fresnillo o para la compañía de recursos naturales Eurasian Natural estos ascienden al 80%, 36% y 53%, respectivamente.

Sin embargo, a la hora de elegir una alternativa no basta con mirar los potenciales. También hay que prestar atención a otros aspectos como las recomendaciones de las casas de análisis. Mientras para Barclays el 66% de los analistas aconseja comprar, para las otras tan solo lo hacen el 51%, el 29% y el 26%, respectivamente.

Soledad Pellón, estratega de mercados de IG, se decanta por SABMiller. La razón que justifica su elección es la evolución desde principios de 2009. “A lo largo de estos tres años y medio se ha revalorizado un 350% y aunque en los últimamente haya caído puede interpretarse como una corrección antes de volver a subir”, señala.

DAX

Volkswagen, Deutsche Bank

Éxito. Esa puede ser una de las palabras que mejor define el comportamiento experimentado por la Bolsa alemana a lo largo de 2012. Mientras índices como el Ibex 35 y el Mib registraban sus niveles más bajos, el Dax, al igual que su deuda germana, consiguieron escapar a las embestidas. Después de una subida tan espectacular, era de esperar que las alzas se frenaran y la mejor prueba de ello se encuentra en la evolución sufrida en los primeros meses del año. Hasta la fecha, se ha anotado tan solo un 1,74%, pero siguen existiendo jugosas alternativas.

Con la vista puesta en el medio plazo, una de las grandes promesas sería Volkswagen. Dentro del sector automovilístico europeo, esta ocupa los primeros puestos en las apuestas de los analistas, por delante incluso de sus rivales franceses. Con una rentabilidad anual por dividendo del 2,5%, por debajo de la media del índice (3,29%), y con el apoyo del 82% de las casas de análisis que recomiendan comprar, la compañía podría verse favorecida por las importaciones de países emergentes como el gigante asiático. A pesar de haber caído un 14% en el conjunto del año, los expertos se muestran optimistas y el consenso de Bloomberg le concede un potencial del 31%.

Además de Volkswagen, las otras cotizadas que según los cálculos de las firmas se beneficiaría de la mejora de los mercados serían ThyssenKrupp, Lufthansa, Lanxess y Deutsche Bank. Además de estar bien valoradas por las casas de análisis (aproximadamente la mitad de las consultadas por Bloomberg recomienda comprar) cuentan con potenciales de entre el 30% y el 20%.

Si se atiende a la rentabilidad por dividendo esperada, las cotizadas que se sitúan a la cabeza según el consenso serían Deutsche Telekom (7,94%), E.ON (7,57%), RWE (6,61%) y Daimler (5,48%).

CAC

BNP Paribas, France Telecom, Société

Lejos de los niveles que registraba en 2007, cuando se situaba en los 6.168 puntos, el índice de la Bolsa francesa despierta opiniones enfrentadas. Algunos creen que la evolución efectuada desde principios de año no está del todo justificada debido a que los datos macro no acompañan y el país no ha llevado a cabo reformas para poner coto a su deuda. Mientras, un segundo grupo de expertos opina que, aunque es cierto que la deuda puede lastrar su economía, no es una situación alarmante, es decir, que Francia no será el próximo en caer.

Desde Inversis Banco, alegan que en un momento en que los datos de crecimiento global están siendo peores de lo previsto, el sector consumo, ese que en los últimos meses ha sido la gran apuesta de los analistas, podría ir perdiendo fuerza. Esto podría ser aprovechado para rotar a sectores que hasta ahora han sido duramente castigados. Y es precisamente aquí donde el sector financiero, ese que tanto sufrió por su exposición a deuda griega, sería uno de los más beneficiados. Así, BNP Paribas se convierte en uno de los valores preferidos. Según el consenso de los analistas, la entidad gala dispone de un potencial del 28%. En la actualidad el precio de sus títulos alcanza los 41,9 euros frente a los 52 euros por acción que establecen los expertos. Además, la rentabilidad anual por dividendo esperada se sitúa en el 3,76%, en línea con la media del índice al que pertenece.

Sin embargo, este no es el único banco que gusta al mercado. Société Générale le sigue muy de cerca con un potencial del 27%. La rentabilidad anual por dividendo es del 1,7% y el 50% de las casas de análisis que siguen el valor y aparecen recogidas por Bloomberg recomiendan comprar, frente al 36% que se decanta por mantener y el 13,9%, por vender.

Fuera del sector financiero destaca France Telecom, cuya rentabilidad por dividendo se dispara al 9,86% Para la operadora el 36% de los analistas recomienda comprar, el mismo porcentaje que se decanta por mantener, y el precio objetivo lo fijan en los 9,51 euros frente a los 7,82 de la actualidad.

ArcelorMIttal, que en lo que va de año se ha dejado algo más de un 25%, es vista como la compañía con mayor margen de mejora. En concreto, según los analistas consultados su potencial se situaría en el 45% y creen que después de la caída de comienzos año, ahora podría recuperar parte del terreno perdido. No obstante, el mal comportamiento del sector metalúrgico a consecuencia del descenso de los países emergentes podrá seguir lastrando a la compañía.

MIB

Banco Popolare, Unicredit, Fiat

El Mib es junto al Ibex uno de los índices que peor lo han hecho en lo que llevamos de 2013. Durante este periodo se ha dejado un 3%. Sin embargo, la caída del riesgo país y la seguridad del BCE le ha permitido escapar de los mínimos que registraron en julio del pasado año, cuando todas señales apuntaban a la ruptura del euro.

A pesar de que la Bolsa italiana está barata en comparación a 2007, los elevados costes de financiación siguen pasando factura. A ello hay que sumarle la incertidumbre que impera en el país desde que en febrero se celebraran las elecciones. Hasta la fecha no se ha dado salida a un gobierno estable que continúe las reformas emprendidas por Mario Monti. Italia y su ingobernabilidad seguirán pasando factura no solo al Mib sino también al resto de plazas, en especial al parqué madrileño.

Pese a todo, y teniendo en cuenta el elevado peso del sector financiero en el índice milanés, los expertos creen que después del castigo al que se vieron sometidos en los últimos años, ahora puede ser el momento de recuperar el músculo. La banca se sitúa entre las cotizadas con mayores potenciales. Uno de sus principales exponentes es Banco Popolare con un margen de subida del 42%, seguido de Mediobanca (23%) o Unicredit (12%). Además del sector financiero otras opciones interesantes serían Telecom Italia (27%), que según las últimas noticias podría fusionarse con 3 Italia, Pirelli (29%) y Fiat (18%).

Oportunidades y riesgos para las Bolsas del Viejo Continente

Crecimiento

Una de las asignaturas pendientes de la eurozona es la vuelta al crecimiento. Después de una fase en la que todos los esfuerzos se centraban en la reducción del déficit, ahora los responsables comunitarios se han percatado de que sin crecimiento no hay nada que hacer. Y las predicciones de Bruselas no son muy positivas. A lo largo de este año la periferia seguirá cayendo mientras Francia, que junto Alemania es la locomotora de Europa, registrará un crecimiento nulo. En el caso del país vecino, Philippe Mimran, jefe de inversiones de la gestora francesa La Française, cree que ese 0% de alza del PIB no debería verse como algo dramático sino como el fin de la recesión.

Deuda

España e Italia han sido hasta la fecha los dos grandes países más afectados ya no solo por su abultada deuda sino por los problemas de financiación derivados de los elevados costes. Sin embargo, desde que Mario Draghi anunciara que haría todo lo que estuviera en sus manos para salvar el euro, las rentabilidades han ido cediendo poco a poco, a pesar de la existencia de repuntes ocasionales.

Ahora es Francia el nuevo foco de incertidumbre. Las iniciativas planteadas por François Hollande para recaudar más dinero aumentando los impuestos a las grandes fortunas no han llegado a buen puerto. Su deuda sigue creciendo y desde Europa empiezan a reclamarle medidas para evitar sorpresas de última hora. A día de hoy su deuda alcanza el 90% del PIB, si bien la rentabilidad de su bono a diez años está apenas en el 1,8%.

Elecciones

Conforme se vaya acercando la fecha, las elecciones alemanas se convertirán en el foco hacia el que todos dirijan la mirada. En los próximos meses, la canciller Angela Merkel centrará todos sus esfuerzos en captar votos y la eurozona pasará a ocupar un papel secundario. Los expertos descartan medidas adicionales por parte de Bruselas hasta no conocer el veredicto. La incertidumbre seguirá acompañando al Viejo Continente, que espera conocer cuanto antes la solución que se da a la ingobernabilidad que vive Italia desde los comicios. La incapacidad de los políticos italianos de llegar a un acuerdo hace cada vez más factible la idea de que se convoquen nuevas elecciones.

Bancos centrales

Las políticas de estímulo económico siguen siendo la pauta a seguir. A pesar de que en el seno de la Fed comienzan a surgir voces que reclaman un replanteamiento del programa de compra de bonos, los analistas creen que habrá que esperar a 2014 para ver un cambio de tendencia. Por su parte, esta semana ha sido el turno de Japón, con el anuncio de una agresiva política de compra de deuda en el Banco Central. Esta noticia sirvió de acicate para las Bolsa europeas, que la semana pasada siguieron a pies juntillas las palabras de Mario Draghi. El presidente del BCE dejó la puerta abierta a nuevos recortes en los tipos de interés.

Normas