Si sigo descontando el dividendo la empresa vale 0

Cuando una empresa paga dividendo, el precio de cotización descuenta (y baja) en precio exactamente por el mismo importe del pago de dividendo. Muchos inversores suelen decir que el cobro de dividendo no tiene valor porque por un lado te ingresan el efectivo del dividendo, pero por otro lado el precio de la acción de la empresa en cuestión se reduce en la misma cuantía.

De hecho, por esa regla de tres, incluso es peor, ya que el dividendo tiene retención y la pérdida patrimonial por el menor valor del precio de la acción no te compensa el pago a Hacienda.

Sin embargo hay una diferencia muy importante que es en lo que se basa cualquier inversión en empresas que pagan jugosos dividendos. Cuando una empresa paga dividendo, el valor intrínseco de la compañía incrementa, por la sencilla razón de que la empresa gana la misma cantidad de dinero para un precio de la acción inferior.

Pondré un ejemplo extremo para que se entienda lo mejor posible:

Supongamos que una acción cotiza a 10 euros y reparte un dividendo anual de 1 euro por acción que sería equivalente a una rentabilidad por dividendo del 10%. Supongamos también, que la empresa tiene un beneficio de 1 euro por acción. Es decir que reparte todos los beneficios anuales en dividendo.

El PER al que cotizaría esta supuesta acción sería de 10 veces (10 euros de cotización / 1 euro de beneficio) y la rentabilidad por dividendo del 10% (1 euro de dividendo / 10 euros de cotización).

Al día siguiente de pagar dividendo, la empresa en cuestión seguirá ganando 1 euro por acción al año de beneficio, pero en vez de cotizar a 10 euros, la empresa cotizará a 9 euros (una vez repartido el dividendo de 1 euro por acción). El PER al que cotizaría la misma empresa será de 9 veces en vez de las 10 veces de antes de cobrar el dividendo, es decir, está un 10 más bajo. La rentabilidad por dividendo será del 11% en vez del 10% de antes de pagar ese dividendo.

Si suponemos que la acción de la empresa nunca recupera en dividendo en cotización y que la empresa sigue ganando la misma cantidad de dinero y paga la misma cantidad de dividendo, es decir, 1 euro por acción, al cabo de 5 años, la empresa habría pagado 5 euros de dividendo por acción, por lo que la empresa cotizaría a 5 veces beneficio (valor de la empresa de 5 euros / beneficio de 1 euro) y 25% de rentabilidad por dividendo. (reparto de 1 euro por acción / 5 euros de valor de la empresa).

Es más, al cabo de 9 años, la empresa habría repartido 9 euros de dividendo, por lo que si la empresa no recupera precios en cotización, el valor de la acción sería de 1 euro por acción, tendría un PER de una vez ya que el beneficio de la empresa sería lo mismo que vale toda la empresa y la rentabilidad por dividendo sería del 100%.

Al cabo de 10 años el valor de la compañía sería 0......para un beneficio de un euro por acción....es decir, un absurdo.

En general, lo más habitual es que para una compañía con crecimientos de al menos la inflación, la cotización de la compañía en bolsa tiende a obtener la rentabilidad de la inflación más la rentabilidad por dividendo. La rentabilidad por dividendo tiene la máxima importancia cuando hablamos de retorno del capital invertido.

Javier Galán, Gestor de Renta Variable Europea de Renta 4 Gestora

@javiergalan77

Normas
Entra en El País para participar