Informe de Adecco

Más de medio millón de amas de casa se incorporan al mundo laboral en la crisis

Por primera vez, en 2012 disminuye el número de mujeres que quiere ponerse a trabajar

De los dos millones de mujeres que trabaja a tiempo parcial, apenas 150.000 ha elegido esa jornada

Más de medio millón de amas de casa se han incorporado al mercado laboral desde 2009, según un estudio de Adecco en el que se destaca que desde que comenzó la crisis, el papel de la mujer ha sido fundamental para salvaguardar la economía doméstica.

Así, en 2009 más de 100.000 amas de casa se lanzaron a la búsqueda de un empleo; en 2010 otras 170.000 mujeres cambiaron el trabajo doméstico por el laboral; en 2011 lo hicieron 195.500 más, y en 2012 han sido más de 60.000 las amas de casa que se pusieron a buscar empleo.

Pese a ello, Adecco destaca que, por primera vez desde que arrancó la crisis, se ha producido un retroceso en el número de amas de casa que se incorporan a la búsqueda activa de empleo.

Las mujeres de más de 40 años han vuelto a aumentar su peso en el total de contrataciones realizadas por Adecco y su Fundación, desde el 19,8% de 2010 al 23,8% en 2012, lo que confirma la incorporación de amas de casa al mercado laboral para aportar ingresos adicionales o porque su cónyuge o pareja se encuentra en paro.

Aunque la gran mayoría de las mujeres querría trabajar a tiempo completo, casi dos millones están ocupadas a tiempo parcial, frente a 629.300 hombres. La mayor parte de estas mujeres (1,1 millones) trabajan a tiempo parcial porque no encuentran otro tipo de contrato, mientras que sólo 142.100 mujeres lo hacen porque realmente quieren.

En el estudio, elaborado con motivo de la celebración el próximo viernes del Día Internacional de la Mujer, se señala que, a pesar de las políticas de igualdad, las desigualdades entre sexos en el ámbito familiar y laboral siguen siendo “latentes”.

De hecho, por cada 26,3 mujeres que compatibilizan su jornada a tiempo parcial con la atención a su familia, tan sólo un hombre lo hace. En concreto, un total de 399.600 mujeres optaron el año pasado por un trabajo a tiempo parcial para poder compatibilizarlo con el cuidado de niños o de adultos enfermos, incapacitados o mayores o con otras obligaciones familiares o personales, frente a sólo 15.200 hombres que optaron por ello.

Perfil de la mujer trabajadora

La tasa de paro femenino se situó en 2012 en el 26,55%, tres puntos más que en 2011, afectando el desempleo en mayor medida a las mujeres con menor cualificación. De hecho, las mujeres en paro sin estudios alcanzan actualmente el 65,16% de la población, mientras que la de las que tienen un doctorado sólo es del 8,5%.

Según Adecco, el perfil de la mujer trabajadora en España en 2012 se corresponde con el de una joven española de entre 18 y 30 años, con estudios elementales, que desarrolla su carrera profesional en el sector servicios a jornada completa.

 

Normas