Mantiene previsiones

Ryanair reduce un 29% sus beneficios durante primer trimestre de año fiscal

La aerolínea irlandesa de bajo coste Ryanair obtuvo unos beneficios netos de 99 millones de euros durante el primer trimestre de su ejercicio fiscal (abril-junio), un 29% menos que en ese mismo periodo de 2011, según informó hoy la compañía en un comunicado.

La aerolínea líder en Europa del sector de vuelos económicos atribuye la caída de sus beneficios al encarecimiento del 27% del precio de combustible entre esos dos periodos. La subida de la factura del combustible también provocó un aumento del 10 % en los costes operativos "por unidad", lo que, en su conjunto, rebajó las ganancias hasta los 99 millones de euros, "tal y como había anticipado" la compañía en sus previsiones.

Por contra, la aerolínea transportó durante el primer trimestre un 6% más de pasajeros, hasta los 22,5 millones, mientras que los ingresos totales crecieron un 11%, hasta los 1.284 millones de euros.

Sus ingresos auxiliares, que incluyen las ventas a bordo, recargos por equipaje o tarifas de embarque con prioridad, también crecieron un 15%, hasta los 286 millones de euros, lo que representa un 22% de los ingresos totales. En el comunicado, el director ejecutivo de Ryanair, Michael O'Leary, explicó que los resultados de la aerolínea se han visto afectados, además, por la recesión que sufre la Unión Europea (UE) y las medidas de austeridad impuestas por algunos de sus Gobiernos.

En particular, el directivo señaló al Ejecutivo español, al que criticó por su decisión de aumentar "más del doble" las tasas aeroportuarias, lo que afectará a los costes operativos en grandes instalaciones como las de Madrid y Barcelona.

O'Leary recordó que esta situación ha obligado a Ryanair a cancelar este invierno 15 rutas y reducirá otras 46 en Madrid y Barcelona, recortes, dijo, que "dañarán al turismo español" y a un país "que sufre un paro juvenil de hasta el 50%". Del total de rutas canceladas a partir de noviembre próximo, 11 corresponden al aeropuerto de Madrid, entre ellas las que unen la capital con Fráncfort (Alemania) o la ciudad inglesa de Manchester, y 4 al de Barcelona.

En cuanto a las rutas reducidas por Ryanair, aerolínea con más tráfico aéreo en España, 24 corresponden a Madrid y 22 a Barcelona. Las perspectivas para el siguiente ejercicio fiscal siguen siendo modestas, pues Ryanair prevé que su beneficio neto podría situarse entonces entre los 400 y 440 millones, con un incremento de pasajeros del 4 por ciento.