Oportunidades de empleo y formación

Una apelación a moverse por Europa para buscar empleo

500 jóvenes españoles participan en jornadas promovidas por la UE

Una apelación a moverse por Europa para buscar empleo
Una apelación a moverse por Europa para buscar empleo

La Comisión Europea, el Parlamento Europeo y la Secretaría de Estado de la Unión Europea (UE) han desarrollado en cinco ciudades españolas (Vigo, Valladolid, Barcelona, Valencia y Sevilla) en los últimos meses una campaña de comunicación para mostrar a los jóvenes españoles las oportunidades de empleo y formación ofertadas por la UE. Cada una de las ciudades fue seleccionada por estar estrechamente vinculada a una actividad productiva particular o a un sector determinado.

Esta campaña, denominada Soy joven. Soy Europe@. No me paro, ha contado con tres objetivos: dar a conocer los programas de la UE para combatir el desempleo; determinar el nivel de conocimiento de estos programas entre los jóvenes, e interactuar con ellos para recabar respuestas que permitan buscar mejoras necesarias para reactivar el empleo juvenil en España.

En estas jornadas, donde han participado más de 500 jóvenes españoles, se ha revelado que estos tienen interés en conocer las oportunidades formativas y laborales que les ofrece la UE, según explica Francisco Fonseca, director de la representación de la Comisión Europea en España. En su opinión, tras la celebración de las jornadas, el 90% de los participantes se planteaba moverse por Europa.

La campaña facilita a las instituciones europeas la identificación de las barreras

Con un balance positivo, Fonseca expone que esta campaña ha permitido a las instituciones europeas comenzar a cambiar la percepción de los jóvenes sobre la movilidad europea y conocer los motivos por los que en España son reticentes a trasladarse a otro país para ampliar su formación o buscar oportunidades laborales. "La campaña ha facilitado a las instituciones europeas el identificar las barreras que impiden a los jóvenes moverse y animar a los españoles a aprovechar las posibilidades laborales y formativas que ofrece Europa en un momento como el actual".

Algunas de las conclusiones más llamativas de las jornadas es que el 85% de los jóvenes españoles no ha salido al extranjero a realizar ningún estudio y los motivos que alegan son la falta de financiación y el desconocimiento de idiomas. "Los jóvenes han demandado una mejora en el sistema educativo español para igualar nuestro nivel de idiomas al del resto de países de Europa y que se incrementen las partidas de las becas de formación en la UE", apunta.

Fonseca señala que "todos los organismos de la UE presentes en nuestro país consideramos preciso realizar un esfuerzo de divulgación que favorezca la inmersión de los jóvenes españoles en un mercado laboral altamente condicionado por la crisis económica". Asimismo, les invita a que completen lo máximo posible su formación, "pues esta determinará en gran medida su futuro laboral y también el personal".

Según Fonseca, los jóvenes europeos deben sentirse parte de un todo que vaya más allá de las fronteras. "Esta actitud abierta mejorará no solo su idioma, sino que aportará, además, un amplio abanico de experiencias que redundan posteriormente en sus habilidades laborales y, sobre todo, en su propia persona".

Fonseca recuerda que en España uno de cada dos jóvenes está en paro, una cifra muy superior a Francia, Reino Unido y Alemania, y que, según una encuesta de Sigma Dos, el 92,6% de los jóvenes encuestados no ha trabajado nunca fuera, pese a que un 72,4% de la población encuestada cree que es más fácil encontrar trabajo en el extranjero que en España.

"La campaña intenta motivarles para que no dejen de moverse en busca de oportunidades laborales y formativas que pueden ser de gran utilidad en un futuro no tan lejano", indica. Debido a la repercusión obtenida, Fonseca añade que se está valorando la posibilidad de realizar una segunda fase y acudir a otras ciudades. "De hecho, se han puesto en contacto con nosotros responsables de educación y empleo de diferentes ayuntamientos".

Frenos para encontrar empleo

El principal impedimento para buscar trabajo fuera de España es el idioma (30,7%), seguido de los problemas económicos (19,2%), la falta de información (16,6%) y los compromisos familiares/personales (13,7%), según Fonseca.

"Los jóvenes españoles desconocen que hay programas sobre formación y empleo en Europa a los que podrían acogerse tanto para buscar trabajo como para ampliar sus estudios". Y resalta que solo el 5,7% de los consultados reconoce haberlos usado, siendo Erasmus el más conocido.