Valoración de Roland Berger y Oliver Wyman para un 'core capital' del 6%

La banca necesitará hasta 62.000 millones de euros

En el peor de los casos, el sistema financiero español necesitaría 62.000 millones de euros para hacer frente a sus necesidades de recapitalización, según las estimaciones de las consultoras Roland Berger y Oliver Wyman presentadas hoy. Esa cantidad supera los 40.000 estimados por el FMI, si bien las consultoras independientes han utilizado escenarios más adversos para sus cálculos.

El secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, y el subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy
El secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, y el subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy

El secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Fernando Jiménez Latorre, y el subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy, han presentado esta tarde el resultado de la valoración independiente de las necesidades capitalización de la banca española.

Las consultoras Roland Berger y Oliver Wyman consideran que el sector financiero en su conjunto requiere entre 51.000 y 62.000 millones de euros para sanear los balances, cercenados por la pérdida de valor de sus activos inmobiliarios. En el escenario adverso, (el más útil, según ha confirmado Restoy), Oliver Wyman estima unas necesidades entre 51.000 y 62.000 millones, mientras que Roland Berger las sitúa alrededor de 51.800 millones de euros.

En el escenario base (el menos relevante a los efectos de calmar a los mercados), las necesidades de capital estarían entre los 16.000 y los 25.000 millones de euros, según Oliver Wyman, y 25.600 millones, según Roland Berger.

Restoy ha desarrollado los puntos de partida desde dos escenarios: uno base o central, el más probable, y otro desfavorables, "peor que los previstos por los analistas más pesimistas". A partir de ellos, se evalúan cuales serán las pérdidas de las entidades en cada uno de ellos, y con qué resortes contarían para hacer frente a dichas pérdidas. Restando la primera cantidad de la segunda, se extraen las necesidades de cada entidad para cumplir las necesidades de capital, que en el escenario base alcanza el 9%, y en el estresado, en el 6%.

Caixabank, entre las que generan beneficios suficientes

El subgobernador del Banco de España ha anunciado que los tres principales grupos bancarios del país están libres de necesidad de capitalización, porque generan beneficios suficientes para hacer frente a los escenarios más adversos. Eso significa que Caixabank queda también en el grupo en el que ya se consideraba a Santander y BBVA.

En un segundo grupo aparecen entidades que necesitarían capital en el escenario más adverso, si bien se requiere "un análisis más profundo" sobre su eventual capacidad de reacción antes de decidir si requieren apoyo público.

El tercer grupo, que concentra el grueso de las necesidades de capital público, según Jiménez Latorre, se centra en las entidades que ya están participadas por el Frob. En la evaluación presentada hace dos semanas por el FMI, este grupo de "necesitadas" estaba formado por diez entidades. Preguntado al respecto, el secretario de Estado ha sugerido que la valoración de las consultoras privadas no diferirá demasiado de la del fondo en este sentido.

Escenario macro más adverso

El Fondo Monetario Internacional valoró hace dos semanas en 40.000 millones las necesidades de recapitalización de la banca española. A diferencia de los datos presentados hoy, el FMI utilizaba un horizonte de dos años, en vez de los tres de las consultoras, y un 'core capital' necesario del 7%, en vez del 6% de las consultoras.

Pero lo más relevante son los supuestos que configuran el "escenario adverso": las consultoras sitúan la pérdida acumulada de actividad en el 6,5%, en vez del 5,4%; las correcciones del precio de la vivienda adicionales respecto al nivel actual alcanzarían el 26,4%, frente al 23,5% del FMI. En cuanto al precio del suelo, el escenario estresado de las consultoras contemplan un descenso acumulado de entre el 85% y el 90% desde 2008.

Jiménez Latorre ha explicado que el análisis de las consultoras se asemeja a un test de stress, que valora la fortaleza de las entidades financieras para resistir potenciales shocks económicos. También ha advertido que en esta primera parte de la valoración no se han identificado necesidades particulares, por lo que no se explicitarán los requerimientos de cada entidad hasta un próximo informe.

A su juicio, la limitación de las necesidades hasta un máximo de 62.000 millones de euros en el peor de los casos supone que el rescate bancario aprobado por el Eurogrupo, de hasta 100.000 millones de euros, ofrece un amplio colchón.

El Gobierno se ha puesto en manos de esas dos consultoras privadas en aras de presentar una valoración independiente y transparente que disipe las dudas sobre la banca española. A raíz de la nacionalización de Bankia y la petición de 19.000 millones para su saneamiento, la prima de riesgo de la deuda a largo plazo de España se ha disparado hasta llegar a superar esta semana los 580 puntos básicos, aunque hoy se ha situado por debajo de los 500.

Un año para cumplir los nuevos requerimientos

El secretario de Estado de Economía ha desglosado el calendario que surge a raíz de la presentación hoy de las necesidades de capitalización bancaria. En los próximos días se realizará la petición formal de rescate bancario a la Unión Europea, tal y como ha confirmado Guindos a su llegada a la reunión del Eurogrupo, y posteriormente se firmará el memorando con sus detalles.

Mientras, las cuatro auditoras (PwC, Deloitte, Ernst & Young y KPMG) continuarán con el análisis contable de las carteras y las correspondientes provisiones, además de "afinar" las necesidades de capital de cada entidad, y tienen de plazo hasta el 31 de julio para presentar sus informes. Con todo, no será hasta septiembre cuando las entidades financieras conozcan las cifras concretas de sus necesidades de capital, cuando el Banco de España finalice la revisión de los informes de cada entidad.

Pero lo más interesante se refiere a los plazos de recapitalización: las entidades que necesiten fondos podrán pedirlos ya. El resto tendrá hasta septiembre para presentar un plan de cumplimiento; las que entonces estimen que no llegarán por sí mismas, podrán pedir entonces el dinero público. Finalmente, las que crean que podrán afrontar las necesidades de capital por su cuenta dispondrán de nueve meses a partir de entonces para alcanzar el nivel exigido. Eso significa que, desde ahora, las entidades que se recapitalicen por su cuenta dispondrán de un año para hacerlo.

Resurge la posibilidad de crear un banco malo

El secretario de Estado de Economía ha explicado hoy que el nuevo proceso de recapitalización bancaria "acaba de comenzar", por lo que no están detalladas las herramientas para completarlo. Preguntado por la posibilidad de crear un banco malo que agrupe los activos dudosos de la banca, Jiménez Latorre ha admitido que se trata de una posibilidad bien vista por la Comisión Europea.