Son ya seis provincias las que han revocado varias concesiones

Aumenta la presión de Argentina a YPF con la retirada de otra licencia

La acción coordinada por el Ejecutivo Argentino para meter presión a YPF, la filial de Repsol, continua tras la decisión de la provincia de Río Negro de retirar una licencia de explotación a la compañía petrolera. Esta actuación se suma a las ya decretadas por otros seis gobernadores del país austral que ya habían revocado varias concesiones y que han sido recurridas ante la justicia por YPF.

Antonio Brufau, presidente de Repsol YPF
Antonio Brufau, presidente de Repsol YPF

Suma y sigue. Las manifestaciones de los gestores de Repsol y de YPF de que se están realizando las inversiones necesarias y suficientes en Argentina para garantizar el futuro del grupo en el país austral, no han aplacado la estrategia de presión del Gobierno Federal argentino al grupo petrolero. El desencuentro se está manifestando en un rosario de revocaciones de concesiones y licencias de explotación. Esta estrategia ha llevado, incluso, a intervenir a la diplomacia española y al ministro de Industria, José Manuel Soria, para intentar resolver el contencioso.

La retirada el martes de la licencia de Río Negro, ubicada en la zona centro de sur de Argentina, ha sido justificada por el Gobernador de esta provincia, Alberto Weretilneck, porque las inversiones previstas por YPF en la zona "no cumplen las expectativas". Este argumento, negado como en anteriores revocaciones por la firma petrolera, ha sido utilizado ya por las provincias de Chubut, Santa Cruz, Neuquén, Mendoza y Salta, además de Río Negro para retirar los permisos a YPF.

En Río Negro la licencia revocada corresponde al yacimiento de Los Caldenes cuyo plazo vence en 2026. En esta provincia, según su gobernador, ya están en estudio el resto de concesiones a YPF.

REPSOL 9,26 0,41%

La coordinación de esta estrategia que está afectando a YPF parte del Ministerio de Planificación argentino, dirigido por Julio de Vido. Los anuncios realizados por las provincias que le han retirado permisos a la petrolera han coincido, generalmente, tras la reuniones de este ministerio con los gobernadores que integran la Organización Federal de los Estados Productores de Hidrocarburos (OFHPEI). El departamento de Julio de Vido ha asegurado que se están evaluando otras zonas en las que "no se realizaron inversiones suficientes" y a las que se les podría iniciar un proceso de sanción como el de las áreas ya revertidas", según informa EFE desde Buenos Aires.

Más revocaciones

La marea que azota a YPY en Argentina parece lejos de la retirada. La provincia de Tierra de Fuego también ha conminado a la petrolera argentina a que aumente sus inversiones en un área de explotación fuera de la costa a la vez que analiza otros permisos. A este coro también se ha sumado la provincia de Formosa que le ha instado a YPF a aumentar la producción en la zona.

El conflicto con el Ejecutivo argentino tuvo también un nuevo capítulo el miércoles de la semana pasada. El consejo de administración de YPF celebrado en Buenos Aires acordó someter a aprobación de los accionistas, en la junta del próximo 25 de abril, destinar más de 1.100 millones a la capitalización de la compañía. Esta decisión contó con el voto contrario del representante del Gobierno argentino.

YPF, según la comunicación enviada por su matriz Repsol a la CNMV, asegura que esta propuesta refleja el compromiso de los accionistas "con el futuro mantenimiento del alto nivel de inversiones realizadas por la compañía en los últimos años en Argentina. Por su parte, el Gobierno de Cristina Fernández que pretendía derivar el dividendo a un fondo para realizar inversiones, alegó para votar en contra que la capitalización no garantiza que la compañía realice mayores inversiones. Según datos aportados por YPF en 2012 invertirá en Argentina más de 3.200 millones de euros, 300 millones más que en 2011.

El "imprevisible" alcance de la intervención del Gobierno argentino ha supuesto que Moody?s rebaje la calificación a seis firmas del sector de hidrocarburos.