Caen los costes de financiación de España e Italia