Según los últimos datos de Gartner

Las ventas de móviles ralentizan su avance en el tercer trimestre

China y Rusia tiran del mercado de 'smartphones', que lidera Samsung con 24 millones de unidades vendidas.

La venta de teléfonos móviles ha sufrido una ralentización en el tercer trimestre del año, según los últimos datos de Gartner. La consultora explicó ayer que las ventas globales ascendieron a 440,5 millones de terminales, un 5,6% interanual más. Una cifra lejana al crecimiento del 16,5% del trimestre anterior. También los smartphones han sufrido cierto enfriamiento. Así, el informe de Gartner desvela que las ventas de móviles inteligentes se incrementaron un 42% entre julio y agosto, un crecimiento importante pero inferior al experimentado en el trimestre anterior, cuando el aumento fue del 74%.

La consultora explicó que la subida de ventas de móviles no smartphones se debió a la demanda de los mercados emergentes. Gartner destacó, igualmente, que los países que más han tirado de las ventas de los teléfonos inteligentes han sido China y Rusia, mientras la demanda cayó en mercados maduros como EE UU y Europa Occidental; también hubo cierta ralentización en América Latina, Oriente Próximo y África. "Algunos consumidores prefirieron esperar a que llegaran al mercado nuevos modelos de gama alta previstos para el cuarto trimestre", señaló Roberta Cozza, analista de Gartner.

Por empresas, Nokia sigue siendo el mayor fabricante mundial con una cuota de mercado del 23,9%, que cae interanualmente 4,3 puntos. Le sigue Samsung con el 17,8%, un 0,6 puntos más, y LG con el 4,8% y un 1,8 puntos menos. Apple se sitúa en cuarta posición con una cuota del 3,9%, que supone 0,7 puntos más, y la china ZTE la quinta, tras subir 1,3 puntos y hacerse con el 3,2% del mercado.

Los smartphones representaron entre julio y septiembre el 26% de todas las ventas. Samsung se ha convertido en el fabricante líder, con 24 millones de móviles inteligentes vendidos, y superando a Nokia por primera vez en Europa Occidental y Asia. Gartner atribuye este avance de la surcoreana al éxito de su línea de móviles Galaxy, que cubre un amplio rango de precios.

Apple, por su parte, vendió 17 millones de iPhone, un 21% más que en el mismo periodo del año anterior, pero casi tres millones de unidades menos frente al segundo trimestre de 2011, justificado por la espera en el mercado del iPhone 4S.

Los móviles con sistema operativo Android (de Google) sumaron 60,4 millones de unidades vendidas, lo que le dio una cuota del 52,5%, más del doble que hace un año. Symbian, de Nokia, bajó su cuota del 36,3% al 16,9%; iOS de Apple perdió 1,6 puntos hasta el 15% de cuota, y el sistema operativo de RIM, fabricante de la Blackberry, cayó del 15,4% al 11%.