Cinco años antes de lo previsto

AENA entrará en beneficios este año, según Blanco

AENA entrará en beneficios en 2011, cinco años antes de lo previsto, según avanzó este viernes el ministro de Fomento, José Blanco, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, donde también informó de la aprobación de la creación de los consejos rectores de los aeropuertos de Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat.

El portavoz del Gobierno y titular de Fomento avanzó que el tráfico de pasajeros en los aeropuertos españoles aumentó un 2,3% en octubre, frente al mismo mes de 2010, y que en los diez primeros meses del año se alcanzaron los 178 millones de pasajeros, un 6,8% más.

"La contención de gastos, junto con la reestructuración del control aéreo y la mejora del tráfico aéreo permitirá la entrada de beneficios de AENA este año, cinco años antes de lo previsto", afirmó Blanco.

Blanco subrayó que la modernización del sistema aeroportuario "ya está dando sus frutos", con el incremento del tráfico aéreo. En abril de este año, el titular de Fomento ya auguró que de confirmarse la recuperación del tráfico aéreo propiciaría la entrada en beneficios del ente en 2012, cuatro ejercicios antes de lo previsto.

"El estricto control de costes y la contención de gastos principalmente de los costes salariales del personal de control, unido a la mejora del tráfico aéreo permitirá la entrada de beneficios de AENA este año, cinco años antes de lo previsto", insistió Blanco.

AENA redujo un 55% sus pérdidas en 2010, hasta 157 millones de euros, con respecto a las pérdidas contabilizadas en el ejercicio anterior, cuando alcanzaron los 352 millones de euros, con unos ingresos de 2.951 millones de euros, un 2,9% más.

Aprobados los consejos rectores de Barajas y El Prat

Asimismo, Blanco informó de que el Gobierno ha autorizado la creación de los consejos rectores de los aeropuertos de Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat, sociedades responsables de los contratos de concesión de servicios aeroportuarios en dichos aeropuertos, cuya creación se producirá en el momento en que exista un concesionario privado que gestione los aeropuertos.

Según explicó, estas sociedades, responsables al 100% de Aena Aeropuertos, serán responsables del seguimiento del desarrollo del contrato de concesión, "un paso más" en el proceso de modernización del sistema aeroportuario que el Ministerio de Fomento ha puesto en marcha en los últimos años.

Además, ejercerán aquellas funciones relativas al citado contrato de concesión, que le correspondan a Aena Aeropuertos y ésta les atribuya.

El acuerdo, aprobado este viernes, indica que los acuerdos se adoptarán con el voto favorable de dos tercios del número de miembros del Consejo y en algunos casos se exigirá el voto cualificado de las tres cuartas partes de los miembros.

Para ello, según informó Fomento, se hará "necesario el diálogo y el consenso para tomar decisiones" y dará "una posición determinante a los representantes de las instituciones catalanas y madrileñas, lo que supondrá una mayor relación de ambos aeropuertos con las necesidades y aspiraciones de sus respectivos entornos".