En la alianza participa también una formación de extrema derecha

El nuevo gobierno griego, con Papadimos y Venizelos, presta juramento

La formación del nuevo Ejecutivo se ha producido tras cuatro días de arduas negociaciones, la dimisión del anterior gobierno del socialista Yorgos Papandréu, y un acuerdo de alianza entre los tres partidos mayoritarios, bajo la mediación del presidente de la República, Carolos Papulias, y enormes presiones de los socios europeos.

El nuevo Gobierno de coalición griego ha prestado juramento. Venizelos se mantiene como ministro de Finanzas
El nuevo Gobierno de coalición griego ha prestado juramento. Venizelos se mantiene como ministro de Finanzas

El nuevo gobierno griego de unidad nacional, con Lukás Papadimos como primer ministro y Evangelos Venizelos como viceprimer ministro y ministro de Finanzas, ha prestado hoy juramento en la sede de la Presidencia de la República.

Entre los miembros del gabinete de Papadimos que han prestado juramento destacan los conservadores Dimitris Avramopulos, un exministro, y Stavros Dimas, excomisario europeo de Medio Ambiente, que se harán cargo de las carteras de Defensa y Exteriores, respectivamente.

Además de los dos partidos mayoritarios, el Movimiento Socialista Panhelénico (Pasok) y la conservadora Nueva Democracia (ND), en la alianza del gobierno participa también la formación de extrema derecha LAOS, en el ministerio de Infraestructura y Transporte.

Los ultraderechistas se integran de este modo en un gobierno griego por primera vez desde la caída en 1974 de la llamada dictadura de los coroneles.

El gobierno de unidad nacional está integrado por 48 personas, incluido el primer ministro y 16 ministros, dos de ellos con el rango de viceministros. El Pasok tiene 12 carteras y dos vicepresidentes, la ND cuenta con dos y LAOS con una.

El equipo tiene la misión de adoptar los acuerdos pactados con la eurozona y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para salvar al país de la quiebra y convocar luego elecciones anticipadas.

Los compromisos incluyen un nuevo rescate financiero por 130.000 millones de euros y la condonación de la mitad de la enorme deuda helena, a cambio de severas medidas de ahorro y reformas estructurales.

Tras prestar juramento, Papadimos se trasladó al Palacio del Gobierno, donde fue recibido por Papandréu antes de ocupar su oficina.

"El gobierno de unidad hará lo mejor posible para hacer frente a los problemas" del país, declaró Papadimos, y alabó a su antecesor por haber hecho "enormes esfuerzos en una difícil situación".

Por su parte, Papandréu destacó que el nuevo jefe de Gobierno "asume el poder en unos momentos críticos y difíciles para el país. Gran parte del pueblo está unido en un esfuerzo para que tenga éxito este gobierno, para que se alivie el gran peso que ha caído sobre el pueblo griego".

Papadimos "contará con todo mi apoyo y ayuda", concluyó Papandréu.