Las claves del fondo de rescate. Cómo diseñar el cortafuegos

¿Qué recursos prevé conceder la zona euro al fondo de rescate?

Merkel ha avanzado que el objetivo sería dotar a este instrumento de cortafuegos frente al ataque de los mercados con más de un billón de euros, desde los 440.000 millones actuales de capacidad efectiva.

¿Qué cuantía para el fondo de rescate sería necesaria para convencer al mercado de que la zona euro está protegida?

La expectativa de los inversores es que la zona euro se dote de un instrumento lo bastante poderoso para persuadir a los especuladores y evitar una espiral que conduzca a nuevos rescates. En Royal Bank of Scotland estiman como deseable un fondo por tres billones de euros, aunque la cuantía por sí sola no basta para convencer. También es necesario el compromiso político y la promesa de que los recursos del fondo se emplearán de forma eficaz y lo más rápidamente posible.

¿Cómo se elevarán los recursos del fondo de rescate desde los 440.000 millones actuales?

La propuesta francesa de conceder al fondo las atribuciones propias de un banco para que pueda así apalancarse y lograr la financiación del BCE ha sido rechazada. Se impone la tesis alemana de emplear el fondo como garante de las emisiones de deuda de los países con problemas, de forma que asuma parte de las pérdidas que puedan registrar los inversores en bonos soberanos europeos. Otra opción, que gana cada vez más peso, es la creación de vehículos que atraigan a capital de países emergentes, a través de las emisiones de deuda que realizaría el fondo.

¿Qué inconvenientes plantea el funcionamiento del fondo como garante de la deuda pública europea?

Antes incluso de que quede aprobada en firme esta nueva competencia para el fondo, surgen voces que apuntan a los riesgos de esta opción. Por un lado, se elevarían los riesgos asumidos por el fondo de rescate, en especial si fuera necesario garantizar las pérdidas de la deuda soberana de gigantes como Italia. Royal Bank of Scotland añade que la tarea de establecer primas para esos seguros de impago se prevé enormemente complicada, a falta de precedentes, y advierte de que, en todo caso, la garantía frente a pérdidas en deuda soberana no llegaría a funcionar si el mercado continúa pensando que la actual crisis es de solvencia y no de liquidez. Ofrecer garantías por parte de la deuda soberana plantea también el problema de estigmatizar a los países que recurran a los avales para sus títulos y el riesgo de crear un mercado de deuda dual. Algunos bonistas tendrían la garantía frente a pérdidas del fondo de rescate y otros no.

¿Qué consecuencias tiene para la zona euro recibir ayuda de países emergentes?

La apuesta de los países emergentes por la deuda europea sería una gran ayuda para salir de la crisis, aunque no sin riesgo político. De hecho, aceptar ayuda de China supondría para la UE dejar en un lejano segundo plano los reproches al gobierno de Pekín por su política de derechos humanos o en materia ecológica. El FMI, organismo en el que reclaman más voz y voto los emergentes, reconoció ayer que estudia su participación en el fondo de rescate europeo.

¿Qué papel corresponde al BCE en la solución de la crisis?

Mientras no esté operativo el fondo de rescate para comprar deuda soberana en el mercado secundario, una función aprobada en la cumbre del pasado julio, las compras del BCE son la gran esperanza para tener las primas de riesgo bajo control.