Por el riesgo de falta de respaldo político

Fitch rebaja el 'rating' de RBS y Lloyds y pone bajo vigilancia el de Barclays

La agencia de calificación crediticia Fitch ha rebajado en dos escalones los 'ratings a largo plazo de Lloyds Banking Group y Royal Bank of Scotland Group (RBS) a ''A'' desde ''AA-'', mientras que sitúa en vigilancia para un posible recorte el la nota de Barclays como consecuencia de un entorno político proclive a reducir el respaldo a los bancos británicos.

La decisión de Fitch se produce después de que la agencia haya decidido rebajar en dos y un escalón respectivamente, hasta ''A'' desde ''AA-'' y ''A+'' el ''Suelo de soporte de calificación (SRF por sus siglas en inglés)'' para los bancos británicos con importancia sistémica.

En este sentido, la calificadora de riesgos señala que, a pesar de haber confirmado la nota de apoyo ''1'' para los mayores bancos de Reino Unido que implica una elevada probabilidad de que sigan recibiendo un gran apoyo hasta que concluyan su rehabilitación, un menor SRF indica que la posibilidad de recibir ayuda extraordinaria es relativamente inferior que antes. De hecho, los bancos más pequeños cuentan con una nota de apoyo de ''5''.

En el caso de Barclays, Fitch explica su decisión de situar la calificación de la entidad en vigilancia para una posible rebaja porque las entidades universales y con perfil de intermediarios globales son particularmente sensibles a la confianza del mercado y expuestos a una mayor volatilidad.