Venderá 700 millones de euros para compensar la compra del Pastor

Popular lanzará una emisión de convertibles para reforzar su capital

El Banco Popular ya tiene un plan para recuperar la solvencia que le restará la absorción del Pastor. La entidad lanzará "con toda probabilidad" una emisión de obligaciones necesariamente convertibles por 700 millones.

El Banco Popular ha pensado al milímetro la absorción del Pastor. Sus ratios de solvencia se verán dañados y en el futuro se atisban algunas nubes que pueden enturbiar el panorama. Pero la entidad presidida por Ángel Ron tiene ya previsto un plan de choque: emitirá 700 millones en convertibles para reforzar su capital y asumirá una provisión extraordinaria neta de 1.100 millones.

Así consta en la presentación remitida esta mañana por el Banco Popular a la CNMV. En ella, la entidad calcula que la absorción de la entidad gallega le restará 68 puntos básicos a su ratio core tier 1 (el capital de máxima calidad), pero asegura que su objetivo es conservar los niveles de solvencia que tenía antes de la operación. Para conseguirlo, hará "con toda probabilidad" una emisión de obligaciones necesariamente convertibles en acciones por un total de 700 millones de euros. Con este movimiento, su core tier 1 volverá al 9,7%.

Esta cifra es, de hecho, algo inferior a la que tenía el Popular según los datos del pasado mes de junio. En ese momento, su capital de máxima calidad se situaba en el 9,8%, un porcentaje que se quedará en el 9,1% tras la operación de absorción del Pastor, según los cálculos del banco. A esta cifra se le sumará el 0,6% de capital que aportará la emisión de las convertibles, lo que llevará el porcentaje final al 9,7%.

El Popular no da muchos datos sobre el lanzamiento de las convertibles, aunque repite en varios apartados de su presentación que serán muy parecidas a las que esta entidad o el banco gallego han vendido en el pasado y tendrán un cupón similar. El precio de conversión "dependerá de la valoración bursátil de la nueva entidad en el momento de la ejecución" y habrá ventanas de conversión voluntaria antes del vencimiento (cuando la amortización será obligatoria).

Provisión extraordinaria

El segundo punto del plan de choque del Banco Popular para compensar la compra del Pastor pasa por sanear su balance. Y para eso va a asumir una provisión extraordinaria neta de 1.100 millones de euros que servirá para hacer frente a futuras contingencias que puedan aparecer en el camino. Eso sí, este cargo no penalizará los resultados de la nueva entidad ya que irá contra reservas. O, al menos, eso espera el Popular que le permita el Banco de España por tratarse de un proceso de consolidación en el sector financiero.

Con este plan de choque en el mano, Popular considera que los riesgos de la adquisición están conjurados y que ya solo quedan bondades para los accionistas. Una de ellas es que la operación eleva la ratio de cobertura del 47% que actualmente tiene la entidad que dirige Ángel Ron a un 54% en la nueva entidad combinada. Y también que la compra impulsará el beneficio por acción desde el primer día (siempre que se descuenten los costes de reestructuración, claro).

Estos gastos se concentrarán en 2012 y 2013 y se han cifrado en 209 millones para el primero de esos años y de 113 millones para el segundo. En el lado contrario, las sinergias serán de 74 millones en 2012, de 133 millones al ejercicio siguiente y de 147 millones al tercer año, y permitirán un crecimiento del beneficio por acción del 1% el próximo ejercicio y del 3% en 2013 y 2014.

Según el calendario indicativo, el Popular y el Pastor han fijado sus juntas para el mes de diciembre y esperan tener cerrada la adquisición en el inicio de 2012. La opa está condicionada a la aceptación de, al menos, el 75% del capital del Pastor.

Venta de oficinas

Durante la presentación esta mañana de la operación a los analistas, Ángel Ron ha querido dejar claro que la absorción del Pastor no ha estado dirigida por el Banco de España y que lleva más de un año trabajando en ella.

Popular también ha añadido, según informa Reuters, que podría vender parte de la red de oficinas que asuma del Pastor a su socio Crédit Mutuel con el objetivo de facilitar la operación. El ejecutivo ha resaltado que todavía no se ha cerrado ningún acuerdo en este sentido. "Está en el espíritu de nuestro acuerdo con Crédit Mutuel y podríamos venderle parte de la red de oficinas para facilitar está integración, pero esto todavía no se ha cerrado", fueron las palabras de Ron.

Con respecto al dividendo, el objetivo esperado es mantener el pay out, el porcentaje del beneficio que se destina a remunerar a los accionistas, según ha asegurado el presidente de la entidad.