La zona euro, en jaque

Société acelera su venta de activos para alejar la presión

La banca francesa se convirtió en agosto en foco de la desconfianza de los inversores y, ante el agravamiento de las finanzas griegas y el debate abierto ya sin tapujos sobre la suspensión de pagos de Grecia y su permanencia en el euro, Société Générale se esforzó ayer en alejarse del ojo del huracán. El banco galo es el que más ha sufrido en Bolsa en las últimas semanas y ayer perdió otro 10,75%, que deja una caída del 61,3% en el año. Para prevenir nuevos desplomes, ayer anunció una

aceleración y adaptación de su plan estratégico presentado en junio de 2010 para reforzar en particular su solvencia. El objetivo es alcanzar un core Tier 1 superior al 9% en 2013 sin recurrir a ampliaciones de capital.

La entidad insistió en que su exposición a la deuda de los países más sensibles de la zona del euro es "limitada, baja y asumible". Señaló que el pasado viernes contaba en su cartera con títulos de deuda de Grecia, Irlanda, Italia, Portugal y España por valor de 4.300 millones de euros, de los que 900 millones correspondían al primero, una cifra que ha disminuido desde finales de junio.

También precisó que ha establecido, a cuenta de los resultados del segundo trimestre, una provisión de 395 millones de euros por la deuda griega, lo que supone contemplar una rebaja de su valor nominal del 35 %.

Indicó que su filial griega Geneki seguirá en números rojos "pero en proporciones asumibles" y así contó que la cartera de préstamos de ese banco es de "tamaño limitado", 3.300 millones de euros que representan menos del 1% del balance de SG.

El banco francés apuntó que desde comienzos de año se ha desembarazado de activos por 8.000 millones de euros, de los cuales 4.300 millones se han vendido desde que se inició el tercer trimestre.

Banco de Francia

El presidente del Banco de Francia, Christian Noyer, aseguró ayer que los bancos franceses pueden hacer frente a cualquier escenario en Grecia. "Sea cual sea, los bancos franceses tienen los medios para hacerle frente" porque "no tienen problemas de liquidez ni de solvencia".