Componentes de automóvil

Lear cierra su planta de Logroño, con 305 trabajadores

La empresa de componentes de automóvil Lear ha anunciado al comité de empresa el cierre de su planta de Logroño. Tiene 305 trabajadores en plantilla.

La multinacional de componentes de automoción Lear ha anunciado hoy su decisión de cerrar su fábrica de La Rioja, debido -asegura- a la "importante caída de las ventas", a los "muy elevados" costes de producción y al "difícil contexto económico actual y futuro que está viviendo el sector".

En un comunicado remitido tras anunciar el cierre de la factoría al comité de empresa, la dirección de Lear Corporation indica que va a abrir un periodo de negociación para determinar las condiciones en las que se producirá la extinción de los 305 puestos de trabajo de la fábrica que la compañía tiene en el polígono El Sequero, en Argoncillo.

Y expresa, en el comunicado, su disposición a alcanzar "un acuerdo que facilite una solución para ambas partes".

La dirección de Lear Corporation señala que no ha presentado aún a la Dirección General de Empleo el expediente de escisión de su actividad en La Rioja, pero ha afirmado que iniciará "en los próximos días" su tramitación.

Lear explica que en los últimos tres años la actividad de su fábrica de La Rioja ha caída cerca de un 40 por ciento, y recalca que esta situación ha llevado a la multinacional a realizar una reorganización del negocio a nivel mundial.

"La compañía lamenta la completa inviabilidad comercial e industrial de Logroño en un sector de negocio, el de los componentes de automoción, que opera de forma global y en el que los grandes fabricantes de vehículos ejercen una fuerte presión para adquirir sus productos a los costes más competitivos", ha afirmado.

Lear Corporation insiste en que su fábrica de Logroño tiene unos costes de producción "muy elevados" y asevera que esa situación "hace imposible colocar" los productos de la factoría en el mercado "sin incurrir en pérdidas".

Y asegura que esta situación lleva a reducir los pedidos y no se obtienen, según Lear, nuevos contratos que hagan viable la planta