Schauble insta a "tener cuidado con el dramatismo"

Alemania, camino de cumplir el límite constitucional del déficit

El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, aseguró hoy que Alemania marcha por "buen camino" para cumplir la exigencia constitucional de frenar el desequilibrio fiscal del país, que empezará a regir en 2016 cuando el déficit público no podrá superar el 0,35% del PIB.

"Estamos en el buen camino", dijo Schäuble, durante el último día del debate parlamentario sobre los presupuestos públicos. Después de registrar 44.000 millones de déficit en 2010 y 30.000 millones en este año, el presupuesto de 2012 contempla un déficit de 27.200 millones de euros y, según el ministro, "el curso de una mesurada reducción del déficit debe continuar".

Schäuble admitió que la coyuntura internacional está en un momento crítico, lo que significa un riesgo para la economía alemana, pero advirtió de que no es conveniente caer en el dramatismo. "Hay que tener cuidado con el dramatismo. La confianza es el recurso más importante en el desarrollo económico", dijo el ministro.

Los planes presupuestarios para 2012, que el Parlamento deberá aprobar en noviembre, contemplan gastos por 306.000 millones de euros, lo que representa un aumento del 0,07 por ciento con respecto a 2011, frente a ingresos fiscales por valor de 247.400 millones de euros y otros ingresos de 31.500 millones.

Para los años siguientes, el plan financiero a mediano plazo contempla nuevas reducciones del déficit a 24.900 millones en 2013, 18.700 millones en 2014 y 14.700 millones en 2015. La meta del plan es lograr cumplir de manera duradera a partir de 2016 con las exigencias del freno a la deuda para, según Schäuble, ayudar a la aceptación de esta figura en el resto de Europa.

"Nuestro cumplimiento de las exigencias del freno a la deuda es una condición elemental para que su aceptación aumente en Europa", dijo el ministro.