Los números verdes se evaporan

Los bancos dicen adiós a sus ganancias en Bolsa

El anuncio de cooperación de las principales instituciones económicas y el compromiso de compra de deuda italiana y española por parte del BCE había sentado muy bien en los bancos españoles. Sin embargo, al cierre, la alegría se ha evaporado.

La noticia parecía prometedora. En medio de los problemas de deuda en Estados Unidos y en Europa, las principales instituciones económicas mundiales daban la campanada este fin de semana con un compromiso de cooperación para asegurar la estabilidad de los mercados financieros, mientras el Banco Central Europeo señalaba que comprará deuda de España e Italia. Un compromiso que dejaba respirar a los mercados de deuda y que permitía alejar los miedos que sembró la institución el pasado jueves.

Sin embargo, la alegría ha durado muy poco. Los bancos españoles, que conseguían recuperar parte del terreno perdido, no han conseguido conservar el optimismo.

De esta manera, Santander, que ha llegado a dispararse un 8,01%, ha cerrado con pérdidas del 1,15%. Su gran competidor, BBVA, que sumaba un 6,78%, ha dicho adiós con un recorte del 1,77%, mientras Sabadell ha cerrado en tablas y Popular ha sumado un leve 0.15%.

La semana pasada, la entidad presidida por Emilio Botín perdió un 10,67%, mientras que las acciones del banco de Francisco González se dejaron un 11,58%.