Pese a los rumores

El BCE no adquirió deuda al cierre de la semana pasada

La autoridad monetaria no llevó a cabo ningún tipo de compra de deuda, ni siquiera irlandesa o portuguesa, como se rumoreó tras la intervención del jueves de Jean-Cleaud Trichet.

Una vez más, y por 19ª ocasión seguida, el Banco Central Europeo no compró deuda durante la semana. En su comparecencia del jueves, su presidente Jean-Claude Trichet abría la posibilidad: "no me sorprendería si al final de esta comparecencia sucede algo en el mercado". Y ocurrió, pero no porque el BCE comprara deuda española o italiana. Ni siquiera bonos irlandeses y portugueses, como se llegó a rumorear durante la tarde que siguió a la rueda de prensa de Trichet. Durante la misma, los diferenciales españoles e italianos se disparaban tras el efímero efecto de las palabras del presidente de la autoridad monetaria.

Los mercados vieron el envite y comprobaron rápidamente que el BCE no estaba reactivando su programa de compra de deuda. La consecuencia, el repunte de los diferenciales de España e Italia. En su reseña de cada lunes, el BCE sólo refleja las operaciones llevadas a cabo hasta el viernes de la semana anterior, por lo que las compras que pudiera estar realizando durante el día de hoy no quedarán confirmadas hasta el próximo lunes. La última compra de deuda data del 28 de marzo.

Por otro lado, en su mismo comunicado anuncia que intentará retirar liquidez por valor 74.000 millones a un tipo de interés máximo de 1,5% durante la subasta de mañana.