æscaron;ltimo Radar Empresarial elaborado por la consultora Axesor

El cierre de empresas se ceba con las pequeñas y medianas

El impacto de la crisis se está dejando sentir con mayor virulencia entre las pequeñas y medianas que entre las grandes corporaciones. Así se desprende del último Radar Empresarial elaborado por la consultora Axesor, en el que se asegura que las bajas oficiales y el cese de actividad afectaron en los siete primeros meses del año a 68.663 pymes, lo que representa un incremento del 14,4% en tasa anual, frente a 104 grandes compañías, un 8,98% más.

En paralelo a esa destrucción del tejido empresarial también se ha producido un incremento de las altas de sociedades. Entre enero y julio se han creado 52.411 nuevas compañías, lo que ofrece un saldo negativo de 16.252 compañías.

Sin embargo, el comportamiento no ha sido homogéneo por provincias. Tan solo cuatro han creado tejido empresarial neto (Sevilla, Álava, Teruel y Ávila). En primer lugar se sitúa Sevilla en la que se han incorporado 261 empresas nuevas, aunque si a este número se le añaden el número de bajas, el saldo total cae un 7% en tasa anual.

En el otro lado se sitúan Barcelona, Alicante y Madrid, que son las tres provincias donde más empresas han dejado de formar parte del tejido nacional, con 1.631, 1.426 y 1.234 bajas respectivamente. El mayor deterioro correspondió a Madrid, que ha pasado de destruir 356 compañías entre enero y julio de 2010 a 1.234 en el mismo periodo de 2011. Sin embargo, también ha sido la provincia que más empresas nuevas ha registrado con 11.058 compañías.

Servicios sí crece

El sector servicios, en gran medida por el tirón de las actividades sanitarias y educación, ha sido el único que ha incrementado el número de compañías creadas, con 1.269 nuevas. Una de cada tres corresponde al sector de servicios auxiliares a empresas.