Trichet deja la puerta abierta a nuevas subidas este año

El BCE sube los tipos de interés un 1,5%

El organismo europeo eleva su tasa rectora en un cuarto de punto hasta el nivel más alto desde marzo de 2009, argumentado que existen riesgos inflacionistas.

"Nuestra política monetaria permanece acomodaticia, por lo que apoya la actividad económica y la creación de empleo", ha dicho el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, en su comparecencia ante los medios esta mañana.

La institución, según Trichet, "observa muy de cerca" los riesgos para la estabilidad de precios, las mismas palabras que ya utilizó tras incrementar el precio del dinero en abril. El presidente del BCE ha explicado que el consejo de gobierno tomó la decisión de incrementar el precio del dinero por unanimidad.

Trichet se ha referido a la situación de Portugal y Grecia, asegurando que el BCE aceptará como garantía para prestar liquidez a los bancos comerciales títulos de deuda soberana de Portugal, aunque no cumplan los niveles mínimos de calificación de riesgo exigidos. En el caso de Grecia, se opondrá a un "impago selectivo".

El responsable del BCE ha explicado que la decisión del consejo de gobierno del BCE tiene en consideración que el Gobierno de Portugal ha implementado un programa de ajuste económico y financiero negociado con la Comisión Europea (CE), el BCE y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Trichet ha lamentado asimismo que las agencias de calificación de riesgo tengan un elemento de "prociclicidad" que no es óptimo y ha asegurado que se trabaja a nivel internacional para mejorar su funcionamiento, pero que la situación es compleja.

En las últimas semanas, Trichet ha dicho repetidamente que el BCE no aceptaría títulos de deuda de Grecia como garantía en caso de declaración de impago, algo que deterioraría más la situación de este país ya que los bancos comerciales dependen actualmente de la liquidez del BCE porque tiene muchas dificultades para refinanciarse en el mercado.