Tres calificaciones en cuatro meses

Fitch retira la perspectiva negativa a parte de la deuda de Caja Madrid y Bancaja

La agencia de calificación crediticia Fitch ha retirado la perspectiva negativa para la deuda senior de Caja Madrid y Bancaja. Pero la deuda subordinada y los preferentes mantiene las expectativas de deterioro

Con apenas cuatro meses de vida, Banco Financiero y de Ahorros (BFA), el SIP de Caja Madrid y futura cabecera de Bankia, ha recibido ya tres notas de la agencia de calificación Fitch. Primero se le concedió el título de 'A-', a tan solo cuatro escalones del título basura. Hace dos semanas la agencia le colocó en perspectiva negativa, la misma que ahora le retira, aunque solo parcialmente. La reciente publicación de los datos pormenorizados de la deuda de BFA han motivado la rebaja en la nota de la deuda senior, según informa la agencia estadounidense a través de un comunicado.

La unión de Caja Madrid con Bancaja y otras seis entidades financieras dio lugar a BFA, una cabecera que tiene como objetivo ser el holding financiero de un grupo bancario. La intención es trasladar la mayoría de los activos y pasivos a la filial Altae Banco S.A, que pasará a denominarse Bankia para posteriormente cotizar en el mercado bursátil. Fitch prevé que en línea con este proceso de reorganización toda la deuda senior que se transfiera a Bankia sea calificada también como 'A-'. La deuda subordinada y los preferentes, que no pasarán a la filial y permanecerán en las cuentas de BFA, mantienen la misma nota, pero con perspectiva negativa.