La inversión puede ser mayor

Catar ratifica su intención de invertir al menos 300 millones en las cajas

El consejero delegado del fondo soberano de Catar, Ahmed Mohamed Alsayed, ratificó ayer la intención del emirato de invertir al menos 300 millones de euros en las cajas de ahorros españolas.

Reunión en la Moncloa
Reunión en la Moncloa

"Esta partida de 300 millones de euros ya está asignada, pero dependiendo de las oportunidades, la inversión puede ser mayor", dijo en declaraciones a Europa Press el directivo de Catar Emirates Holding. En este sentido, Alsayed reveló que el fondo soberano está trabajando con diferentes agentes locales y con el Gobierno español, y que en los dos últimos días ha mantenido diversas reuniones con vistas a concretar sus inversiones en las cajas de ahorros.

Al margen de este anuncio, la visita de Estado a España que el emir de Catar concluye hoy ha permitido firmar cuatro acuerdos bilaterales: uno sobre transporte aéreo, otro de colaboración con el Comité Olímpico Catarí, un tercero sobre seguridad y un cuarto para la creación de un consejo empresarial hispano-catarí entre la Cámara de Comercio de Catar y el Consejo Superior de Cámaras.

Según el comunicado difundido por Moncloa (no se produjo ninguna comparecencia ante los medios de comunicación), se sigue trabajando para la firma en los próximos meses de otros acuerdos de colaboración en infraestructuras y transporte; un convenio para evitar la doble imposición; un acuerdo de promoción y protección recíproca de inversiones y otros en materia de defensa, sanidad, turismo y cooperación cultural. El objetivo es diversificar las relaciones comerciales entre ambos países, muy concentradas en la energía, ya que Catar es el tercer proveedor de gas a España.

Zapatero y el emir de Catar también abordaron durante su encuentro la ola de cambios en el mundo árabe. Según Moncloa, el jefe del Ejecutivo español le transmitió el respaldo de España a los movimientos democratizadores que han surgido por voluntad de la población, que debe ser quien marque la línea a seguir de cara a las reformas.