Habrá que esperar a los test de estrés

La Banca aguanta el tipo en Bolsa

En la última sesión de la semana la banca permanece dubitativa. La volatilidad es la nota de un día marcado por el informe divulgado ayer por el Banco de España sobre las necesidades de capital del sector. Los valores abrieron a la baja aunque minutos después algunos como BBVA recuperaron posiciones. No obstante Bankinter continúa encabezando las pérdidas bancarias.

El Banco de España señaló que cuatro bancos y otras ocho cajas de ahorros han de recapitalizarse para que las entidades que coticen en Bolsa cuenten con un capital mínimo del 8%, mientras que para el resto el umbral se ha fijado en el 10%.

El informe del regulador bancario era esperado por todos y no sorprendió en exceso a un mercado que permanecía atento al último anuncio (éste, por sorpresa) realizado por Moody's horas antes. La agencia de calificación redujo el rating de la economía española desde el sobresaliente al notable alto con perspectiva negativa.

Coincidiendo con el cierre el Banco de España anunció que el sector financiero necesita 15.152 millones de euros, dato que Nuria Álvarez, analista de Renta 4, considera positivo "ya que supondrá un esfuerzo menor para el Gobierno". El Ejecutivo estimaba que la cifra total ascendiera a 20.000 millones, pero los resultados arrojados son más optimistas y se alejan de los 96.700 millones previstos por Fitch en el caso de que, según asegura la agencia, se viviera un estado de "tensión extrema".

BANKINTER 5,96 -0,57%

Álvarez se muestra aún más optimista al considerar que la cantidad final podría reducirse gracias a los procesos puestos en marcha por algunas cajas para salir a Bolsa, aunque afirma que habrá que esperar a ver cómo reacciona el mercado.

Otros analistas son más cautos y creen que la noticia de ayer no modifica en exceso el panorama. Alejandro Ruyra, de Kepler Capital Markets, opina que es un ejercicio más dentro de los muchos requeridos para el saneamiento del sistema aunque resalta su importancia para hacer efectiva la transparencia y aportar al mercado información actualizada. Asimismo, considera que el informe aporta datos concretos sobre los que realizar los cálculos. Hasta el momento las estimaciones eran muy dispares y los resultados que se difundían variaban mucho en función de la fuente, afectando a la estabilidad.

Otro analista del sector, que prefiere no ser identificado, resta importancia al informe y prefiere centrar la atención en los próximos test de estrés a los que se someterá la banca en junio. La exposición al mercado inmobiliario e hipotecario, unida a las decisiones que emanen de las reuniones de Europa sobre la deuda soberna son los principales focos que determinarán el devenir del sector en los próximos meses, según asegura Héctor Martínez, de Mirabaud Finanzas.

Por su parte, Nuria Álvarez, atiende a la capacidad de las empresas que finalmente salgan a Bolsa de "colocar papel". Según sus estimaciones, la competencia y los datos conocidos ayer harán que las valoraciones se reduzcan para, de esta forma, hacer más atractivos los títulos.

A la altura de la media sesión, y después de una apertura negativa, Bankinter lidera las caídas del sector después de saberse que necesita 333 millones de euros para cumplir con los requisitos que capital. En el descenso le siguen Santander (-0,66%) y Criteria (-0,3%). Solo BBVA y Banco Popular resisten y se mantienen en terreno positivos.