El BCE mantiene el precio del dinero en el 1%

Trichet: "Un aumento de los tipos en abril es posible pero no es seguro"

El presidente del BCE ha señalado que los riesgos de inflación son mayores por el aumento de los precios de las materias primas y que va a mantener una fuerte vigilancia ya que la incertidumbre permanece elevada. El BCE ha optado por mantener los tipos de interés en el 1%.

Jean-Claude Trichet, presidente del BCE
Jean-Claude Trichet, presidente del BCE

Tras mantener hoy el precio del dinero en el 1%, Jean-Claude Trichet, presidente del BCE, ha señalado en la rueda de prensa en Fráncfort que los tipos de interés podrían elevarse en su próxima reunión, aunque ha señalado que la subida "no es segura y todo dependerá de lo que diga la información de la que dispongamos entonces".

Trichet ha explicado que la institución ya ha advertido de que "el balance de los riesgos es creciente desde enero y febrero. En todo caso, no estamos hablando de una serie de aumentos de tipos de interés". Estas declaraciones del presidente del BCE podrían interprestarse como que podría haber una única subida para neutralizar el cambio de escenario generado por la inflación.

Además, el organismo europeo ha revisado al alza sus previsiones de inflación para la zona euro en 2011, que se situará entre el 2% y el 2,6%. En diciembre de 2010, el BCE había pronosticado que el encarecimiento de los precios se situaría en un rango entre el 1,3% y el 2,3% en este ejercicio. Para 2012, las previsiones de inflación se sitúan entre el 1% y el 2,4%, frente al rango de entre el 0,7% y el 2,3% previsto anteriormente. En este contexto, Jean-Claude Trichet ha detallado que existen riesgos al alza sobre los precios y que el consejo de gobierno llevará a cabo una "fuerte vigilancia" para asegurar su estabilidad.

En cuanto a la crisis soberana de la eurozona, Trichet ha explicado que "los mecanismos de vigilancia tienen que estar ahí para garantizar el correcto funcionamiento de la zona euro".

Los analistas también se han pronunciado respecto a la subida de tipos con la que se viene especulando en los últimos tiempos. "Los mercados están preocupados y ya empiezan a pensar que se pueda tomar esta decisión antes del verano", ha declarado Nick Stamenkovic, estratega de renta fija de RIA Capital Markets a Bloomberg. Un hecho que podría beneficiar a Alemania pero que los más débiles de Europa podrían pagar con la recesión al encarecerse su acceso a la financiación. En este supuesto no sería descartable una nueva crisis de deuda, exactamente aquello de lo que ahora se estaba consiguiendo escapar.