La entidad cree que los problemas de la banca son 'manejables'

Deutsche Bank: "La desconfianza en España no está justificada"

El presidente de Deutsche Bank, Josef Ackermann, cree que la desconfianza de los inversores respecto a España es injustificada y que los problemas en el sector bancario son "manejables", conforme se intensificó la crisis de deuda de Europa.

El presidente de Deutsche Bank, Josef Ackermann
El presidente de Deutsche Bank, Josef Ackermann

Los datos económicos fundamentales "de ninguna manera justifican la evidente desconfianza que existe en el caso de España, aunque no solo allí", dijo Ackermann en unas declaraciones a Bloomberg News. "España puede lidiar con sus problemas por sí sola", añade.

La aceptación por Irlanda de un rescate de 85.000 millones de euros (111.000 millones de dólares) por parte de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional no ha mitigado la inquietud de que la crisis de deuda soberana del bloque pueda propagarse a Portugal y España. La UE y el FMI establecieron un fondo de 750.000 millones de euros en mayo después de que el cuasi impago de Grecia amenazó la supervivencia del euro.

Los bonos de los Gobiernos español e italiano cayeron hoy, lo que hizo subir a niveles sin precedentes en la era del euro el rendimiento adicional que los inversores exigen para comprar dichos títulos valores en vez de bonos alemanes. El costo de asegurar deuda de España, Italia, Portugal e Irlanda se disparó a récords, las acciones y el euro cayeron y los bonos del Tesoro de Estados Unidos avanzaron.

España "tiene una economía diversificada y dinámica, y el déficit del Gobierno es relativamente moderado", dijo Ackermann. "Las reformas económicas decisivas y la reestructuración de las instituciones financieras del sector público pueden pronto volver el país a la senda del crecimiento".